En la décimo tercera edición del Foro MedCap celebrado en la Bolsa de Madrid, José Luis Martínez Dalmau, Presidente de Saeta Yield visita el plató de Estrategias de inversión para hablarnos del futuro de la compañía.

Han incrementado el dividendo en un 1%, flexibilizando el pay out en torno a un 80-95%. Esto como consecuencia de la compra de Carapé en Uruguay y la refinanciación de Marchasol, ¿qué objetivos tienen en este sentido?

Nosotros somos una empresa muy centrada en el dividendo que lo apalancamos en dos fuentes de valor: generación de flujos estables de caja de los activos que operamos y nuestra capacidad de crecimiento que nos permita ir mejorando el dividendo por acción.

Desde que salimos a bolsa hace más de dos años, esta estrategia nos ha permitido incrementar el dividendo por acción un 9% y esa es la tónica que queremos seguir. No tenemos objetivos claramente definitivos pero sí los de seguir creciendo en próximos meses.

Este dividendo tiene dos fuentes, una de ellas es el flujo de caja recurrente. La financiación de Marchasol les ha incrementado este flujo en torno a 4,6 millones de euros. ¿En qué consiste esta refinanciación y cuáles serían los siguientes pasos?

Nuestra retribución está basada en los flujos de caja recurrente que generamos.  La refinanciación de Marchasol es de una planta termosolar, han sido 199 millones de euros y ahí hemos conseguido estabilizar más los flujos – hemos incrementado el tenor de la deuda que ya existía en 5 años – y por otro lado hemos negociado la bajada de tipos. De un 6,3% de media a un 4,7% que es como ha quedado la nueva estructura. Eso ha supuesto que se generen flujos de caja libre respecto al servicio de la deuda de los 4,7 millones de euros que reflejan un valor presente de unos 14 millones de euros descontándolo en tipo normal.

Junto a esto han anunciado la compra de dos plantas eólicas en Uruguay, es la primera compra en el exterior que hacen, ¿es por ahí por donde va el futuro crecimiento de la compañía?

Nosotros somos una empresa que nos basamos en el crecimiento para la gestión de nuestro balance. Ese crecimiento lo obtenemos principalmente de la compra de activos a nuestro sponsor, que es ACS junto con GIP, y tenemos un derecho de primera oferta sobre todos los activos energéticos que desarrollen ambos. Por otro lado, vamos a completar nuestras compras con compras de terceros, oportunistas, como la que acabamos de hacer en Urugay. En los dos años de vida que tenemos hemos comprado dos activos (plantas termosolares) a ACS-GIP y ahora hemos comprado otro activo a un tercero.

Tener un sponsor te permite tener una visibilidad clara de qué activos está desarrollando, dónde y qué calendario tiene que realizar estas compras. Viendo el pipeline de activos que está desarrollando ACS-GIP y que cumplen los criterios de inversión que nosotros tenemos, ahora mismo están localizados en México, Uruguay, Perú, Portugal… por lo que serán esos mercados donde vayamos ganando cada vez más presencia.

Ustedes compran los activos a sus sponsors, ¿Cómo financian estas compras?

Nacimos con mucha liquidez y con mucha capacidad de endeudamiento, y es lo que estamos aprovechando en estos primeros años de andadura. Todavía liquidez y endeudamiento nos queda a pesar de haber hecho  las cuatro compras de activos, nos queda una bolsa de 300 millones de euros con lo que acometeremos el crecimiento de los próximos 12-18 meses y a partir de entonces el crecimiento se fundamentará en ir al mercado a pedir al capital que luego invertiremos

Nosotros somos una empresa muy de dividendo y distribuimos la mayoría de los flujos de caja libre que generamos por lo que el crecimiento no vendrá de fuentes orgánicas sino que siempre vendrá de ampliaciones de capital.

Si tenemos en cuenta el tipo de activo – renovables, energía convencional… - ¿hacia dónde están enfocando la inversión?

Invertimos en activos energéticos en operación que sean capaces de generar flujo de caja desde el primer día. Para que eso sea estable tiene que ser en países con regulaciones estables. Si lo que tienen es un PPA – contrato de compra de energía – que tiene que ser con una tercera parte, Investment grade, que los contratos estén denominados en divisas fuertes y potencialmente puede ser cualquier activo energético pero donde más oportunidades hay que compensen todos los criterios que he comentado es en energía renovable.

Recientemente hablamos de un desayuno con los principales actores del sector energético y una de las conclusiones es que el gobierno tenía que dejar de hacer política con la energía y hacer política energética. ¿Qué retos quedan en este sentido?

La petición que hacemos a todas las administraciones allí donde estamos es: seguridad jurídica, que es elemento esencial para poder invertir con tranquilidad, y previsión de lo que van a hacer. Nosotros hacemos inversiones que son intensivas en capital con vocación de permanencia hasta el final de la vida del activo y es bueno que no haya sobresaltos y que la evolución del sector en el que estamos sea predecible en la medida de lo posible.

Suben en torno a un 25% en bolsa en lo que va de año, ¿se ha puesto en valor la estrategia del grupo en bolsa?

Se va poniendo en valor. Nosotros creemos que todavía queda bastante recorrido por hacer, tenga en cuenta que los flujos de caja son tremendamente previsibles y que todos los analistas son capaces de replicar nuestro modelo con bastante aproximación. Si utilizamos un coste de capital del 7% - entorno del Estado – deberíamos estar cotizando en torno a 11,5 euros. Con lo que todavía preveo un cierto recorrido hasta llegar a nuestro valor fundamental.

Dentro del foro medcap se evidencia que todavía quedan algunos retos. Saeta Yield, como compañía cotizada pero con menor liquidez que las que cotizan en el selectivo, ¿qué retos cree que tiene este universo?

La liquidez se combate con el tamaño. Al ser una compañía de crecimiento esperamos tener menos problemas de liquidez porque vamos ganando tamaño. En general, el esfuerzo que tenemos que hacer todas las compañías es el mismo que el que tiene que hacer una grande: llegar a nuestros potenciales inversores y eso requiere el esfuerzo de estar presente en este tipo de eventos nacionales e internacionales. Es esencial hacerlo como lo es ser simples para que la comunicación que tenemos sea lo más efectiva posible. Cuanto más simple seas, más fácil es que te entiendan en conversaciones rápidas sobre cuál es su propuesta de valor.