El Ibex 35 ha roto sus soportes de corto plazo, mientras que otros índices europeos no. la primera señal de querer recuperar, al menos, la lateralidad, la tendremos cuando supere los 7.950 puntos. 8.230 es la resistencia más importante, cuya superación nos haría pensar en los 8.500-8.600 puntos.

Podríamos pensar en una corrección más profunda por debajo de 7.600 puntos. Momentos de indefinición que me provocan cierto despiste, no parecen estos grandes días para tomar grandes decisiones de inversión.

BBVA, perdiendo algún soporte relevante en los 6.40 euros, ahora mismo lo tenemos en 6.30 pero sin haber perdido la estructura de máximos y mínimos crecientes por lo que no cabe hablar de un título en retroceso. De hecho, parece incluso que lo que está protagonizando ha sido un retroceso de Fibonacci para ir a buscar el 50% del último impulso en la zona de 5.50, con lo que podría ir a buscar los máximos que tiene en 6.75 euros. Lo que ocurre es que precisamente las auditorías harán que la volatilidad sea tan grande que provoque movimientos del 5-6% en el valor, por lo que la recomendación podría ser estar fuera del valor. En le medida en que en precio de cierre permanezca por encima de 6.15 euros, no será un valor bajista.

Banco Santander. El caos de la entidad es muy similar, había corrido más en el corto plazo, siendo capaz de superar los máximos de febrero en 6.15 euros. Máximos en 6.35 euros que hemos visto. Y quizás un zig-zag no tan acusado pero en la medida en que aguante por encima de 5.85 euros en precios de cierre, es un título a mantener. No acumular ni acometer nuevas compras.

Banco Popular, trae desde hace tiempo una dinámica muy negativa no ha sido capaz de superar el máximo relativo anterior en 1.95 euros y desde ahí está retrocediendo, simplemente con que vaya a buscar niveles de corrección proporcional de la última subida, iría a buscar los 1.58-1.60 euros. Incluso aunque podamos ver algún recorrido al alza, con cierta vocación de permanencia no me merece confianza hasta que cierre con contundencia por encima de 1.96 euros.

En las constructoras sí se están generando señales de vuelta. Sacyr mientras permanezca por encima de 1.63 euros, transmite sensaciones positivas. En 2 se ha girado pero venía de 1 euros por lo que era lógico que tuviera alguna corrección. Reanudar expectativas alcistas, sólo por encima de 2 euros.

Acciona, hasta hace poco tenía un aspecto alcista muy limpio, parece que lo que ha sucedido en tan sólo dos jornadas – caídas tan acusadas- le he llevado a situarse por debajo de 48.35 euros, máximo relativo anterior y zona por encima de la cual deberíamos verlo para pensar en que las alzas tienen una continuidad y dada la forma que ha tenido de caer, parece que lo que está haciendo en el momento actual podría ser una Onda B para posteriormente hacer una onda C.

ACS hablábamos de ella hace unas semanas, por encima de 16.50 euros era un título que merecía la pena incorporar a las compras y en pocas jornadas fue capaz de situarse por encima de 18 euros. Ahora estamos viendo el pull back a la zona de 16 , siempre que aguante en precios de cierre este nivel, se podría estar en el valor.

En EEUU hace tres o cuatro jornadas estábamos a 4-5% de los máximos, es lógico que les cueste alcanzar máximos históricos. Con el Dow Jones por encima de 13.300 puntos no hay que preocuparse. En el S&P 500, mientras permanezca por encima de 1.420 puntos podemos pensar que visitará los máximos históricos, a un 7-8% desde niveles actuales.

En el mercado de divisas, el euro-dólar se mueve en una franja comprendida entre 1,2920-1,2960. Quizás toda la subida desde 1,2040 a 1,3160 necesite algo de corrección y quizás 1.3160 a 1.2830 haya sido la primera pata bajista de corto plazo y estemos viviendo una especie de corrección en forma de onda B para dar paso a una segunda pata bajista hasta los 1.2470 dólares.

En Europa Moro apuesta por SAP y Deutsche Telekom con un stop loss no superior al 3% o referenciados a un EuroStoxx 50 por encima de 2.490 puntos.
En el mercado americano apuesta por Pfizer, que no hace más que superar máximos históricos, con stop loss no superior al 3% o referenciado a un Dow Jones por encima de 13.300 puntos.