“La renta variable europea ha ido y continúa yendo por delante de la de Estados Unidos y de la asiática en la primera mitad de 2007. El optimismo de la economía europea, un importante crecimiento de los beneficios y las actividades de absorción fueron los principales impulsores de este comportamiento”.
“Las reservas industriales volvieron a ponerse de moda, poniendo de relieve que las compañías no necesitan ser glamurosas para llamar la atención. El fabricante de piezas automovilísticas Elringklinger, la empresa de pinturas Duerr y la compañía de remolques FLSmidth & Co tuvieron muy buenas actuaciones y se beneficiaron de los retornos de los fondos. Elringklinger fabrica juntas para motores diesel y, a medida que aumenta la demanda de sus productos, la compañía está empezando a tener el reconocimiento que creemos que se merece. Al mismo tiempo, Duerr y FLSmidth & Co también han deslumbrado a los inversores con sus planes para aumentar los beneficios”. “De todas maneras, el aumento de los beneficios no se debe sólo al crecimiento de las ventas. En muchos casos, la venta o reestructuración de varias partes de un negocio también puede jugar un papel muy importante. Por ejemplo, el grupo hotelero francés Accor fue añadido al fondo en abril. La compañía opera once cadenas hoteleras, incluyendo a Novotel, Ibis y el grupo estadounidense Red Roof Hotels. En un intento de atraer más atención sobre la empresa, el equipo directivo ha decidido vender la división Red Roof. Creo que es el movimiento correcto y ayudará a Accor a aumentar sus retornos”. “En mi opinión, la renta variable europea sigue disfrutando de una valoración atractiva, con una amplia gama para los inversores prudentes. Sigo creyendo que la estrategia de selección de valores bottom-up, destinada a descubrir nuevas compañías que puedan superar las expectativas seguirá proporcionando retornos sólidos a los inversores del fondo M&G Pan European de M&G Investments”. Giles Worthington, Responsable de renta variable europea de M&G Investments