“La semana pasada fue excepcionalmente buena, pero las subidas tan verticales no son positivas dado que luego vienen los recortes”, asegura Álvaro Blasco, director de Atlas Capital.

La crisis de deuda, pese al respiro de la semana pasada, ha llevado al Tesoro a cambiar de planes, con el objetivo de diversificar su base de inversores. Las peticiones para la emisión sindicada que sustituye a la subasta ordinaria prevista para este jueves llega ya a 9.000 millones de euros. Álvaro Blasco, director de Atlas Capital, explica que lo que quiere hacer ahora la Administración es colocar directamente a los inversores la deuda, a un tipo cerrado por el Gobierno y se la van a ofrecer a inversores institucionales. Es decir -argumenta- “no es la típica subasta donde no se sabe quien va a acudir ni qué porcentaje se va a obtener”.

“Pensando en el medio y largo plazo, este puede ser un buen momento para entrar en el sector financiero español, no obstante animaría a que quien tenga posiciones las mantenga, cobren sus dividendos”, asegura Blasco. Y es que como comenta este experto, “el sector no le ofrece dudas a pesar de su deuda o exposición al sector inmobiliario”. “Para el inversor que quiere entrar en este tipo de valores, creo que también a lo largo del año podemos tener ciertas tensiones en los mercados que hagan que la bolsa baje y quizá lo puedan comprar algo más barato que en estos momentos”.

“Para aquellos inversores que han entrado en Iberia con una recomendación corta, deberían vender antes del viernes 21, es decir, antes de que la noticia se haga efectiva”, apunta Blasco. “Creo que Iberia va a seguir subiendo, pienso que las sinergias de las que se ha hablado tanto por la aerolínea española como por British Airways pueden ser mayores de lo que se estimaron desde un principio, además estamos viendo una mejora del porcentajes de ocupación y creo que es una opción que puede seguir subiendo con fuerza a lo largo del año”.

En lo que respecta al sector de los medios, Blasco explica que “se ha quedado atrás en las subidas de algunas sesiones”. No obstante, seguimos pensando que las cadenas privadas de televisión seguirán beneficiándose de que TVE haya retirado la publicidad. “Creo que es momento de estar en este sector, aunque quizá seria mejor por optar por alguna compañía europea y esperar en nuestro mercado”.

La tecnología es la gran apuesta para 2011. ¿El motivo? “con los crecimientos que esperamos con algunos de los países desarrollados y ante la falta de inversión que ha habido en épocas pasadas se van a traducir en inversiones en estos próximos años”.