Ramón Bermejo, coordinador del servicio de trading profesional, hace una actualización de los riesgos en serie diaria del crudo ligero dulce, el light sweet crude oil (WTI), que cotiza en el NYMEX, el New York Mercantile Exange (NYMEX).

El experto explica que el escenario de actualización de los riesgos está basado en  lo siguiente: “tres figuras de hombro-cabeza-hombro invertido, una de grado superior y otra de grado inferior”. Además, indica que “en la zona de la cabeza hay una figura de doble mínimo con trampa bajista”.

Adicionalmente, “tenemos otro elemento desde el punto de vista técnico favorable. Y es la alternancia del patrón lateralidad-tendencia-lateralidad-tendencia. Según Bermejo, este patrón nos permite estimar un objetivo teórico mínimo que podemos estimar en 86,83 dólares por barril.  “Lo podemos estimar porque es la distancia desde la cabeza al neckline proyectado desde el punto de ruptura”, incide.

Asimismo, el experto estima un objetivo intermedio que es los 75,10 dólares barril, “mediante esta figura triangular que ya señalamos en el pasado, que identificamos gracias a la sucesión de máximos horizontales y mínimos decrecientes, lo que denotaba la presión compradora de los inversores”.

“En las últimas semanas el mercado ha descrito esta bullish flag. Esto nos permite identificar un riesgo alcista hacia el entorno de 73,70 dólares barril, objetivo intermedio antes de alcanzar los 75,10 dólares barril, que es el objetivo de esta formación triangular”.

Bermejo también afirma que desde la sesión del 3 de julio de 2017, el mercado ha subido  un 50,19%, manteniendo ininterrumpidamente esta visión alcista, no sólo por análisis técnico, sino mediante el destilado de noticias en relación con Arabia Saudí y con Rusia, en relación con los recortes de producción de la OPEP, con la reunión del 30 de noviembre pasado en Viena, donde se celebrará la próxima reunión del mes de julio.

Así, subraya que en julio de 2017, cuando estaba a 47,05 dólares barril, “establecimos un objetivo teórico mínimo en 86,83 dólares barril, objetivo que mantenemos. Desde entonces, de manera ininterrumpida, el mercado ha mantenido esta tendencia y eso ha supuesto una subida acumulada del 50% desde dicha fecha”.

“Esto nos lleva a la conclusión de que no solo es importante la identificación de patrones desde el punto de vista técnico, si no también hay que identificar el porqué de las cosas. El seguimiento de las noticias ha sido crucial para identificar este riesgo del mercado”.

Entre ellas, subraya el deseo de Arabia Saudí de sacar a bolsa a parte del capital de Aramco, una empresa pública, por lo que su deseo es tratar de que el precio del petróleo alcance los niveles más elevados posible para que el precio de salida a bolsa de la empresa sea lo más elevado posible.

En resumen, “observamos elevados riesgo de que el mercado pueda persistir de este movimiento alcista y alcancemos el objetivo teórico de 75,10 dólares barril”, insiste.