“Creo que de aquí a finales de año habrá algún valor que puedan mirar los inversores, especialmente en el mercado americano porque la economía americana está 6 meses por delante de la europea”, dice Manuel Andrade, director de servicios de inversión de Saxo Bank.

No obstante, “la bajada de crecimiento de China puede afectar, particularmente por la bajada del consumo de las materias primas”

Los avances del precio del petróleo siguen dificultando el crecimiento de la economía mundial. “La subida del 7% del precio del petróleo es preocupante pero, como todo el mundo está más preocupado por España, Grecia y Portugal, el petróleo no está en el punto central del radar. No obstante, cuando pasen los problemas políticos que existen en Europa, el mundo mirará cómo está el petróleo y, en ese momento, la gente reaccionará viendo el impacto que realmente está teniendo en el consumo”

“Las perspectivas que tenemos para el precio del petróleo a 9 meses son alcistas, no obstante, creemos que habrá bajas puntuales que los inversores deberán aprovechar para entrar largos y hacer algo de Trading, pero siempre con stop y sin permanecer, ya que el mercado está muy volátil”.

En la renta variable de EEUU, “tenemos al S&P 500 tocando los 1.400 puntos, que es una barrera clave para tomar plusvalías en la primera quincena de abril, ya que el mercado bajará con los datos empresariales que se conozcan”. Una vez hayan bajado los mercados, “será momento de volver a invertir otra vez porque vamos a tener 3 meses muy buenos”.

Sectorialmente, el experto de Saxo Bank se decanta por “tecnológicas, farmacéuticas y energéticas”. Dentro de las energéticas destaca a Repsol, Dutch Shell, en el grupo de las industriales, se queda con Lufthansa e IAG. Además, también reconoce que, en su cesta de valores internacionales, tienen a Inditex.

En el mercado de divisas, “estamos largos de dólar contra el euro. Los 1,3415 fueron una resistencia muy fuerte y, con las noticias macro de EEUU creemos que podría visitar los 1,2350 y, si quiebra estar barrera, podría ir los 1,21-1,20”.

“También apostamos por el euro contra otras monedas europeas, mientras que creemos que el dólar va a ser débil contra otras monedas y fuerte contra el euro”.

Además, hay que tener en cuenta que “cualquier baja en el consumo de China va a afectar a otras divisas, como el dólar australiano, el cual, ya tiene sus problemas con su propia burbuja, por lo que ha dejado de ser refugio”. En cambio, si busca una divisa en la que resguardarse, Andrade aconseja “la corona noruega, que es muy estable, aunque el rendimiento es mínimo; y una cesta de divisas con el real brasileño, el peso mexicano, el peso chileno o el Hong Kong dólar”.