- La rentabilidad de la renta fija está repuntando en este comienzo de año por la expectativa de subida de tipos de interés... ¿Cuál es su visión en este entorno de mercados?

Es un entorno complicado pero razonablemente más positivo que el que teníamos hace dos meses. No debemos olvidar que ha habido un movimiento importante en la curva de tipos. Por ejemplo, si nos fijamos en el bono alemán ha pasado del -0,30% al 0,32% que está cotizando estos días. En EEUU el movimiento ha sido similar, en torno a 60-70 puntos básicos pasando del 1,3% al 2%. 

Podemos decir que es un entorno más favorable que el que teníamos hace dos meses en cuanto a valoraciones, pero sigue habiendo incertidumbre y todavía tenemos unas expectativas de subidas de tipos que parecen más sólidas, como en Europa, en donde ya se están anticipando estas alzas de tipos y por lo que debemos ser cautos. 

Parece que vamos a seguir viendo un repunte en el precio de la renta fija, movimiento en la curva de tipos, lo que nos hace ser cautos para esperar mejores valoraciones.

Quizá la pregunta en este momento es si este movimiento en la curva de tipos y esta reducción de los balances tanto en EEUU como en Europa viene motivado por la inflación o por un repunte de la economía. 

Nosotros pensamos que está mejorando la economía, prácticamente toda la zona euro está recuperando los PIB previos a la pandemia, con lo cual, no nos debemos fijar sólo en la inflación, sino en la recuperación de la economía. En un entorno favorable de crecimiento económico quizá ya no tiene mucho sentido que tengamos esos estímulos monetarios como los que hemos vivido en los últimos años. 

Nos parece un movimiento razonable por parte de los bancos centrales en un entorno complicado donde todavía vamos a ver movimientos en la curva de tipos, por lo que la recomendación es ser muy flexibles, apostar por la gestión activa y razonablemente cautos a la espera de mejores precios.

- ¿Dónde están viendo oportunidades en la renta fija? ¿Ven valor en los bonos soberanos?

A día de hoy, nosotros no vemos ningún valor en los bonos soberanos. Estamos centrando nuestras carteras en crédito corporativo, que es donde vemos interés. En bonos soberanos vamos a ver subida de tipos, con lo cual no tiene mucho sentido estar posicionados ahí. 

Vemos valor en crédito corporativo, muy centrados en la parte alta, es decir, ‘high yield’, emisiones sin calificación… apostando por el análisis fundamental de las emisiones. En ciertos tramos de esa calificación crediticia más arriesgada estamos viendo un cierto atractivo, siempre que el binomio riesgo/rentabilidad compense el riesgo que estás asumiendo. 

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Por hablar de casos específicos, estamos posicionados en la actualidad en bonos convertibles. Pensamos que es una parte de la cartera que nos puede aportar un potencial de revalorización mayor. Al final estamos invirtiendo en compañías que han sido castigadas, que han sufrido en bolsa en los últimos meses y por lo tanto, tenemos esa opcionalidad en la parte de renta variable de capturar una rentabilidad adicional en ese bono convertible. 

Por último, a día de hoy estamos también centrando mucho las carteras en duraciones cortas, no utilizamos coberturas de tipos de interés en nuestras estrategias de renta fija y lo que hacemos es invertir directamente en vencimientos cortos, duraciones de entre dos y tres años, que es la zona más razonable de protegernos de esa subida de tipos. 

En general, en todas nuestras estrategias es la flexibilidad en la gestión de la liquidez de las carteras. Aprovechamos que nuestros fondos no tienen un mandato de estar invertidos al 100% en renta fija, con lo cual tenemos un margen para tener pesos importantes en liquidez, cerca de un 25% en liquidez y esperamos a que lleguen mejores valoraciones para que cuando vayan subiendo los tipos de interés podamos reinvertir esa parte de la cartera que ahora está en liquidez.

- Todas esas ideas entiendo que se recogen en el fondo Sextant Bond Picking, ¿qué le hace diferente respecto a la competencia?

Sextant Bond Picking es nuestra estrategia de renta fija flexible global, que es donde canalizamos todas nuestras ideas de renta fija. Es un fondo, como nos gusta decir a nosotros, diferente, que aporta descorrelación a las carteras. Cuenta con 250 millones de euros de activos bajo gestión, con un ‘track record’ de cinco años, con un equipo de gestión consolidado y ha demostrado sus capacidades durante estos años obteniendo rentabilidad positivas cada uno de ellos, sabiendo que han tenido que afrontar dos períodos difíciles como fueron el último trimestre de 2018 y el primer y segundo trimestre de 2020. 

¿Qué es lo que lo hace diferente? Algunos puntos ya los hemos comentado antes como la flexibilidad en la gestión de la liquidez, la apuesta por el riesgo de crédito y emisiones con mayor riesgo por su calificación como ‘high yield’ o las emisiones sin calificación y por otro lado una gestión muy activa, muy dinámica… que nos permite intentar trasladar nuestra filosofía de inversión que tenemos en nuestros fondos de renta variable, como el análisis fundamental, entender bien los negocios y las compañías en las que invertimos a la renta fija. El proceso es muy similar y por eso nos permite invertir en emisiones más desconocidas, en emisiones sin calificación. 

Geográficamente, estamos muy posicionados en Europa a pesar de que el fondo es global tenemos alguna posición puntual en países emergentes, cerca de un 2% de la cartera, pero el resto prácticamente el 80% de la cartera está invertida en Europa y una pequeña parte en EEUU y Canadá. El principal motivo es la cercanía que tenemos con las compañías en Europa, ya que al invertir en emisiones sin calificación, en emisiones de compañías más pequeñas y desconocidas el acceso a los equipos directivos, el acceso a las empresas, nos da una seguridad que quizá en otras regiones no conseguimos. De momento, el fondo está centrado en Europa y además es una región en la que pensamos que las valoraciones son más atractivas.

En cuanto a divisas, el fondo cubre al 100% el riesgo divisa en las posiciones de países emergentes, EEUU, Canadá o en países europeos que no son de la eurozona porque preferimos limitar ese riesgo. Asumimos el riesgo por la parte de crédito, con lo cual todos los riesgos que rodean al fondo como pueda ser el riesgo de las divisas o de duración preferimos minimizarlos al máximo. 

A nivel sectorial, no tenemos una apuesta clara por ningún sector, estamos posicionados en el sector servicios, en horeca (hoteles, restaurantes y caterings), en aerolíneas, en digitalización de empresas… El sector que más pesa es de un 20%, o sea que es una cartera bastante diversificada en cuanto a sectores, algo menos a nivel geográfico. Con esa gestión activa, esa selección de emisiones de forma fundamental ha funcionado muy bien históricamente y pensamos que en este entorno de mercado, con subidas de tipos y con el colchón de liquidez con emisiones con buenas rentabilidades nos va a permitir hacerlo bien en los próximos años.