Alicia García, Directora Asociada de M&G habla a Estrategias de inversión acerca de dónde están recomendando invertir en un entorno de volatilidad creciente, como el fondo M&G Dynamic Allocation.

¿Qué idea de inversión estáis recomendando para este año?¿Por qué?

Para este año en que hemos visto una vuelta de la volatilidad a los mercados recomendamos carteras mixtas de gestión dinámica y muy flexible. Estamos en un entorno de normalización de tipos de interés, subida de tipos, retirada de los estímulos monetarios y todo esto acompañado de un entorno en que las valoraciones de la renta variable están un poco ajustadas. Así que pensamos que la gestión activa a través de carteras muy bien diversificadas debería ser la estrategia correcta para los inversores. Desde M&G recomendamos el M&G Dynamic Allocation Fund que es un fondo donde el gestor ha demostrado una gestión bien hecha durante los últimos años, bien diversificado – puede invertir en todo el universo de inversión – y creemos que es una buena estrategia para aprovecharnos en este momento de mercados muy cambiantes.

¿Puede explicarnos brevemente cómo se gestiona el fondo?

ES un fondo mixto global que puede invertir en todo tipo de activos. El peso de cada tipo de activo dependerá tanto de las valoraciones de los mismos como de la contribución de cada tipo de activo al riesgo. El punto de partida son las valoraciones, es muy importante pues intentamos comprar activos baratos y vender activos caros. Creemos que nadie tiene una ventaja para predecir cuáles serán los movimientos de mercado pero enfocarnos en las valoraciones es algo importante. Vemos la valoración de cada activo, la comparamos con su media histórica, analizamos los movimientos en valoraciones y vemos si esos movimientos son una respuesta emocional de los inversores en los mercados o si son respuesta a cambios en los fundamentales a cada tipo de activos. Puede invertir en renta variable de un 20% a un 60% como máximo, en renta fija puede invertir entre un 20% y un 80% y puede tener exposición a u otro tipo de activos como convertibles o mercado inmobiliario hasta un 20%. El objetivo es generar una cartera diversificada, global, muy flexible que sea capaz de adaptarse a situaciones de mercado muy cambiantes.

¿Han modificado la duración de renta fija ante la normalización monetaria por parte de la FED?

Sí, el fondo ha tenido cambios sensibles respecto a su duración en Gobierno americano. Lo que hemos visto es que el yield del bono americano a 5-10 años ha aumentado sensiblemente en las últimas semanas, veníamos de mínimos del verano de 2016 y hemos visto que el binomio rentabilidad -riesgo de esos bonos están más ajustados y no sólo hemos cerrado la posición  corta en bonos americanos sino que hemos abierto una posición larga de en torno al 8%.  Algo muy diferente a lo que hemos hecho en el Bund, donde hemos visto un repunte de rentabilidades pero teniendo en cuenta el entorno macro donde nos encontramos, pensamos que no es suficiente. Así que pensamos que las valoraciones del bono alemán son más vulnerables a un entorno de ventas masivas en los mercados de renta fija.

¿En qué activo estáis viendo más valor u oportunidades?

Creo que es importante destacar que no pensamos que la  volatilidad actual vaya a poner en riesgo ese momento de crecimiento así que tenemos las carteras posicionadas a un entorno de crecimiento positivo económico y a favor de activos de riesgo. En este sentido, tenemos un 50% en renta variable, nos gusta sobre todo la renta variable europea, la prima de riesgo de la renta variable europea es algo a lo que prestamos mucha atención y apunta a que las valoraciones de las acciones son muy atractivas, nos gusta el índice alemán, el español y en menor medida, Francia e Italia. Fuera de Europa nos gusta Japón, tanto por valoración como por divisa; en mercados emergentes tenemos exposición tanto a Corea como a Taiwán y en Estados Unidos, es complicado afirmar taxativamente que estamos en mercados caros así que tenemos posición corta en el S&P5000 que compensamos con posiciones largas en compañías individuales sobre todo del sector biotecnología, tecnología y bancos americanos. No sólo por valoración sino porque podría verse beneficiado de ese entorno de subida de tipos de interés.

¿Cómo encaja esta estrategia en un entorno de volatilidad creciente?

 

Algo muy importante que hay que entender es que la volatilidad no es un riesgo. La volatilidad normalmente genera oportunidades de compra o de venta sobre todo cuando ésta es una respuesta emocional de los inversores a determinados hechos que ocurren en el mercado. Si vemos volatilidad porque hay deterioro de los fundamentales,  es diferente, pero cuando es generada por excesos de confianza, miedo de mercado o depresión, el gestor del Dynamic Allocation – Juan Nevado – va a encontrar oportunidades en los mercados. A modo de ejemplo, vimos que en enero de 2018 fue el mejor año para las bolsas, nosotros bajamos posición a los mercados de renta variable. En febrero vimos caídas bruscas pero la situación no había cambiado nada ni desde la macro ni empresarialmente con lo que volvimos a reconstruir las posiciones deshechas en enero.  Este fondo debería adaptarse bien a un entorno de alta  volatilidad en el mercado y aprovechar esas oportunidades que se presentan como consecuencia de la volatilidad.

¿Tenéis algún objetivo de rentabilidad creciente?

Es un fondo que tiene objetivo de rentablidad del 5-10% anual con una volatilidad controlada entre el 5-12% anual. Es decir, una rentabilidad parecida a la de la renta fija global con una volatilidad tipica de un mercado de renta fija. El fondo lo hizo bien en 2017 con más de un 6,5% de rentabilidad y este año estamos ligeramente positivos.

¿Cómo se gestiona el riesgo divisa en el fondo?

No gestionamos el riesgo divisa en el fondo. Para Juan Nevado la divisa es otra fuente de alpha. El fondo debe tener al menos una exposición del 30% al euro, actualmente tenemos un 93%. La divisa no será una fuente ni de rentabilidad ni de volatilidad pero siempre va a aportar. Recientemente hemos abierto una posición larga en dólar y tenemos posiciones abiertas en distintas divisas.