José María Luna, director de análisis de Profim EAFI, analiza la actualidad del mundo de los fondos de inversión.

Según una encuesta de Bofa Merrill Lynch, los gestores han aumentado la liquidez de los fondos de inversión a máximos de dos años. ¿Es momento de auemntar la liquidez en nuestras carteras o de aprovechar las caídas para comrpar?
Es normal que los productos que cuentan con flexibilidad a la hora de invertir hayan aumentado en los meses estivales la liquidez, ya que también son meses en los que hay más volatilidad en los mercados. Además, hay tensiones geopolíticas, llevamos meses de subidas, hay ruido sobre cuándo subirá los tipos EEUU y en Europa hay datos macro que muestran un frenazo del crecimiento y caída de inflación. Por estas razones, es normal que los fondos y los inversores más conservadores tomen mayor liquidez. De hecho, no creo que debamos entrar ahora en el mercado aprovechando la liquidez. De hecho, somos moderadamente alcistas para el medio y largo plazo en la renta variable, ya habrá tiempo de entrar, y en el corto plazo aconsejamos precaución. Creo que podremos entrar más adelante en activos de renta variable a mejores precios que los actuales.

¿Podemos encontrar una alternativa a la liquidez en los fondos de megatendencias?
Si echamos una vista a los productos de más largo plazo, vemos que hay algunos que están salvando los muebles teniendo un buen comportamiento, como por ejemplo, el shale gas. Invertido en este activo tenemos un fondo de Goldman Sachs de reciente creación que es fiscalmente traspasable que es el Shale Gas Revolution, que ha tenido un mes positivo.
También están funcionando los fondos centrados en temáticas como la seguridad, la salud o el sector agrícola. Estos temas están siendo ajenos a las caídas que están teniendo los mercados. No digo que haya que buscar alternativas para nuestra liquidez en estos fondos, pero sí que hay que tenerlos en cuenta para diversificar las carteras.

¿Qué deben tener en cuenta los inversores que invierten en fondos que realizan coberturas con derivados?
Tenemos que saber si son derivados no complejos, es decir, que sean derivados líquidos que en cualquier momento se puedan deshacer. Además, hay que ver que esa cobertura está dando resultados, pues hay fondos, por ejemplo, que cubren el riesgo de tipos de interés con la duración que venden derivados sobre el bono estadounidense o el alemán a 10 años y precisamente estamos viendo caídas de estos productos, por lo que no funcionan estas coberturas. En renta variable pueden tener coberturas sobre índices que sí están funcionando. Nuestra recomendación es que siempre, aparte de utilizar productos puros de renta fija o variable, también tengamos productos flexibles y que hayan aumentado la exposición a liquidez en los últimos meses, como el Deutsche Bank Concept Kaldemorgen, que según subía la renta variable, el gestor aumentaba la liquidez; o el GAM Star Global Selector, que hizo lo mismo. Estos fondos han tenido correcciones, pero menores a las de los mercados y, además, cuando el mercado encuentre un suelo, tendrán más recursos para volver al invertir. Lo ideal es combinar los productos direccionales con flexibles que nos puedan proteger de caídas.

¿Cómo podemos aprovechar a través de fondos de inversión la revalorización del dólar frente al euro?
Lo más sencillo es hacerlo a través de fondos de inversión monetarios denominados en dólares. De hecho, lo lógico es pensar que a partir de ahora se revalorice el dólar y se debilite el euro. Aunque los fondos monetarios puedan tener poca rentabilidad por el lado de la renta fija, lo que yo estoy jugando es la apreciación de la divisa. En este sentido, nos gustan fondos como el JPM US Dollar Treasury, un fondo que ha eliminado la comisión de gestión ya que la deuda pública norteamericana de corto plazo da poco. También hay gestoras que tienen interesantes fondos monetarios, como Banco Popular, Banco Santander, Pictet, Amundi…
Si alguien quiera estar en renta variable, también podemos invertir en fondos de EEUU con divisa cubierta combinándolos con otros que no cubran divisa.