En un entorno “anestesiado” por las políticas de los principales bancos centrales, Estrategias de inversión lanza la Cartera de fondos de inversión por su diversificación, exención fiscal y porque es un producto complejo, en tanto lleva asociados unos costes. Una cartera formada por tres fondos –Metavalor,  Robeco Euorpean Conservative Equities D Eur y el Amundi Index Equity North America- que buscan cubrir las tres regiones que se analizan en la Cartera de acciones sobre Ibex, Europa y EEUU.

 




El objetivo es claro: lanzar una cartera de fondos que sirva de guía y donde  tenemos dos grandes variables sobre las que tenemos que decidir ¿queremos renta variable o no?. Así comenzaba la presentación de la Cartera de fondos de Estrategias de inversión por parte de Luis Francisco Ruiz, director de análisis.  Y una vez decidido si queremos participar en el mercado o no, será importante ver qué peso tomaremos, cómo gestionaremos la liquidez y los movimientos tácticos que nos permitan hacer operaciones en sectores que consideramos puntuales. (Ver: Arranca la cartera de fondos)

Factores que determinan la filosofía de inversión basada en la convicción de que existen ciclos económicos a través de los cuáles se moverá la gestión, con lo que el principal driver será el ciclo económico y de precios. “Nuestras herramientas son cuantitativas de modo que cuando identificamos un ciclo expansivo, incrementamos esta exposición y cuando el ciclo económico se resiente – y el ciclo de precios empiece a retroceder – buscaremos proteger el capital reduciendo exposición a renta variable e incrementando la liquidez mediante la búsqueda de movimientos tácticos, que probablemente encontremos en fondos de renta fija o en fondos de materias primas y metales”.

A la hora de implementar la estrategia, hay que buscar fondos de inversión adecuados al método: si el mercado no refleja los buenos fundamentos de una compañía no le llevamos la contraria al mercado.

En un segundo nivel, la cartera busca fondos que no requieran aportaciones mínimas de más de 1.000 euros, sin comisiones de entrada ni salida, intentamos quedarnos con los más ágiles y les pedimos que tengan al menos tres años de historia.  Estos criterios “nos han llevado a descartar la mitad de los fondos de inversión de cada categoría – EEUU, Europa y España – y con el universo que nos queda buscamos los fondos más rentables, con volatilidad reducida y con un coste más justo”.
Con esta premisa, Metavalor, Robeco European Conservative Equities D Eur y Amundi Index Equity North America pasan a formar parte de la cartera inicial de fondos.

Carlos Bellas, director de desarrollo de negocio de Metagestión habla del Metavalor, un fondo value investing de renta variable española que tiene que invertir al menos el 90% de sus activos en acciones cotizadas de bolsa española con la posibilidad de invertir hasta un 10% en activos de la Zona Euro. Es un fondo creado en 1988, con lo que tiene mucha historia, y lo ha hecho bastante bien.  Desde que se fundó una persona habrá multiplicado por siete su inversión y en 2014-2015 ha sido el fondo más rentable de su categoría. 

El value investing es algo sencillo de entender pero complicado de aplicar y consiste en buscar empresas que cotizan muy por debajo del valor que nosotros entendemos. Analizamos empresas una por una y analizamos el valor estimado que tendría la empresa, por lo que el precio es muy importante pero no para tratar de adivinar qué hará a partir de ahora sino para compararlo con el valor que estimamos que tiene la empresa.  Por lo tanto, no invertimos en ninguna empresa si no pensamos que el valor es un 30% superior al precio que tiene en ese momento. Por eso no tenemos problema en quedarnos en liquidez.  E igual al revés, si encontramos muchas oportunidades, no tenemos inconveniente en dejar la liquidez en el mínimo legal, que es el 1%.

Además no tenemos problemas en concentrarnos, “si tenemos unas pocas ideas vamos a por ellas con todo lo que podemos, que es el 10%. En algún momento hemos tenido valores que han rondado el 10% y a día de hoy tenemos varias compañías que pesan en torno a un 5% en la cartera”.  Por tanto, en Metavalor no esperen encontrar un fondo que 50 empresas sino que es un fondo con nuestras mejores ideas de inversión.

También es importante la calidad del negocio. Si tienes una empresa muy rentable, antes o después aparecerán competidores que tratarán de robar una parte del pastel y la forma que tiene las empresas de defenderse es teniendo unas ventajas que el resto no tiene. Para ello lo  primero de todo es asumir que no podemos invertir en todas las empresas. Hay compañías que no entendemos lo que hacen o que no somos capaces de ver cómo lo harán a 5-10 años.

Invertimos en las empresas que somos capaces de entender y vamos a hacernos una idea de dónde estarán en el futuro. Las ventajas competitivas se pueden explicar de muchas formas pero para ejemplificarlo tenemos el caso de Lar España, que tiene el cuarto centro comercial más grande de Europa en Barakaldo, este activo es irreplicable porque si alguien quisiera montar un centro comercial en Bilbao de ese tamaño tendría que irse muy a la afueras con lo que nadie puede hacer nada que pueda perjudicar a Lar en los próximos años.  Esto se traduce en una capacidad de fijación de precios con retornos muy grandes.  Esto lo medimos a través del ROCE. Además, también medimos la calidad de los gestores a la hora de gestionar el dinero de la empresa. Barón de Ley es un producto español de vino y su presidente es un gestor de capital excelente, en los últimos años ha hecho que la empresa vaya recomprando acciones de forma que las acciones en circulación se han ido reduciendo. Si alguien recompra acciones cuando son caras, se está destruyendo capital pero si la compra cuando la acción cotiza con mucho descuento sobre su valor real, está creando mucho valor para el accionista que no sólo se beneficia del valor del negocio sino del valor que crea el directivo. 

Los bancos no nos gustan mucho y la gestión de capital es bastante mala. Emplean capital en detrimento del accionista. Hay otras cosas que nos gustan ver pero que no son indispensables. Por ejemplo, nos gusta invertir en empresas familiares porque una familia entiende las empresas mejor que nadie y hará todo lo posible para que a largo plazo vaya bien. Si no son familia, nos gusta que sean accionistas de verdad, de lo que se juegan el dinero en las compañías.

Una de las variables por las que entra una compañía en cartera, es la cadena de valor. Barón de Ley nos ha permitido descubrir otras compañías como las que hacen las barricas, Vidrala que hace las botellas o Corticeira Amorin que hace los tapones. Por lo que esta forma es muy buena para encontrar ideas de inversión.  Las tres primeras posiciones de la cartera son Lar España, Talgo y Applus.

De la parte de renta variable, Pablo Moreno, Client RelationShip Manager de Robeco habla sobre el  Robeco European Conservative Equities D Eur, un fondo que invierte en acciones europeas y es “conservative” porque en Bolsa no todos los valores se comportan igual y nosotros nos hemos centrado en los valores de baja volatilidad y baja beta. Esto amortigua las caídas y se queda algo atrás en las subidas pero está pensado para el inversor conservador.

Por lo tanto, el proceso de inversión es sencillo en el sentido de que nos quedamos con las acciones de menos beta. ¿En qué se refleja esa filosofía? Si es una cartera conservadora, debe ser los suficientemente diversificada. “El fondo consta aproximadamente de 150 valores, obviamente las características de Beta y volatilidad están acordes a lo que hemos comentado  -- si la beta del mercado es 1, la del fondo está entre 0,5-0,8 – y en la volatilidad se producen reducciones de volatilidad en torno al 20-30%”.

Llegados a este punto, hay que comentar que la exposición regional y por países, en una filosofía “Bottom up” es el resultado de una selección de valores. Hay sectores que son de alguna forma más conservadores que suelen estar sobreponderados en las carteras –eléctricos, servicios de telecomunicaciones…. – pero eso no es un regla porque por ejemplo el sector  financiero antes de la crisis estaba sobreponderado y cuando comenzó la  volatilidad, directamente el modelo infraponderó ese sector.  Para evitar que sea un fondo sesgado hacia una región, ponemos un límite del 10%.

Dentro del comportamiento del fondo, aunque comportamientos pasados no garantizan comportamientos futuros, es la manera que tenemos de ver lo que ha pasado en los últimos años. En un escenario bajista de mercado, como en 2008-2011, la renta variable europea cayó en torno a un 40%, período en el que el fondo cayó un 28%. En la fase de  escenario más probable – que son subidas entre el 0-15% -  han hecho que el fondo se haya comportado de manera satisfactoria. En subidas muy agresivas del mercado, como el caso de 2009, el fondo se queda atrás porque preferimos estar más protegidos cuando los mercados caen que cuando suben.

Blanca Comín, responsable de ventas de redes de distribución de Amundi habla sobre el Amundi Index Equity North America, un estilo de  gestión pasiva en el que el gestor no toma apuestas llamativas contra un índice de referencia. Para entender la importancia de la gestión pasiva, en un índice como el S&P500, el 95% de los fondos de inversión no ha sido capaz de hacerlo mejor que el índice. Y a 10 años, el 98% de los fondos no han sido capaces de hacerlo mejor principalmente por los costes asociados.

En ese sentido, Amundi es la primera gestora en Europa con 987.000 millones de euros bajo gestión. El tamaño es importante porque permite ser más eficiente y tener costes menores, permitiendo replicar un fondo de inversión mucho más eficiente. Con más de 25 años gestionado fondos de gestión pasiva, el enfoque va dirigido hacia el cliente con un valor añadido de ver si realmente se consigue un proceso eficiente.

Cuando hablamos de fondos que están tan cerca de los índices que replican, los costes que soporte ese fondo y de transacción son un tema básico. En este sentido, los expertos de Amundi Intermediación se dedican a buscar soluciones óptimas de trading y compra/venta de valores.

El fondo North America tiene como índice de referencia el MSCI North America que está compuesto en un 94.26% por renta variable americano y en un 5.65% en renta variable estadounidense. El gestor hace un análisis de la cartera frente al benchmark, gestiona entradas y salidas de dinero y trata de minimizar los costes para que tenga réplica completa del índice de referencia. Luego buscaremos un valor añadido tratando de controlar los riesgos al máximo a través de dos procesos: el sistemático – préstamo de títulos –y  la gestión eficiente de la fiscalidad.   Y por último, trataremos de hacer una gestión oportunista. Por ejemplo, cuando hay una operación corporativa, se puede sacar valor a la operación y además cuando hay entradas y salidas del índice.

La forma de ver cómo conseguimos hacer una rentabilidad muy indexada al índice de referencia, con costes mínimos y tratando de sacar un valor añadido está reflejado en la rentabilidad del fondo este año. En valor liquidativo a 3 de junio la rentabilidad  del 3.83% limpio de comisiones frente al 3.18% del índice de referencia.

En Estrategias de inversion hemos seleccionado a Selfbank como supermercado de fondos para comprar estos fondos de inversión descritos anteriormente. Cristina Martínez, responsable de fondos de la compañía habla del supermercado de fondos como una plataforma en la que podemos encontrar una amplia variedad de fondos de distintas gestoras.   

Al final es tan fácil como tener tres intervinientes: la gestora del fondo, cliente  y en el paso central estaría el banco que lo que hace es firmar un acuerdo de distribución con las gestoras para poder dar al cliente acceso a comprar esos fondos.

Selfbank es un banco digital y expertos en inversión y ahorro con más de 15 años de experiencia.  Como somos un supermercado de fondos, tenemos más de 1.800 fondos de inversión y no tenemos producto propio, lo que queremos es poner a disposición del cliente los mejores fondos. Nos gusta ofrecer los mejores productos que haya en cada momento, no abrimos todos los productos que hay disponibles para la venta en España sino que nos gusta tener relación directa con las gestoras y conocer los productos que ponemos a su disposición.

Además, el modelo de negocio son cuentas sin ningún tipo de comisiones, ni de mantenimiento ni de compra y venta de suscripción de los fondos… Y además, lo que nos gusta en Selfbank es ayudar a los clientes con mucha formación, información y herramientas.
 
 Puede seguir todas las actualizaciones de la Cartera de fondos en este enlace