Para cubrirse de la inflación, los fondos que invierten en materias primas pueden ser una buena opción. Javier Monjardín, analista de Tressis SV reconoce que se puede invertir directamente en compañías o en fondos que invierten en los activos mediante derivados, que recogen más fielmente el precio.

¿Renta variable europea o emergente? Javier Monjardín, analista de Tressis SV reconoce que “el año pasado se dieron circunstancias que hicieron cambiar la percepción de los activos de riesgo: Los datos macro en Estados Unidos alejaban el temor a una nueva recesión, las medidas del BCE como las inyecciones de liquidez al sistema financiero hizo que sólo los bancos se preocupen de recapitalizarse, la desaceleración en China fue más débil de lo esperado y también en la región emergente una caída de la inflación que hizo que estos países estén adoptando medidas para impulsar la actividad”. Ello ha hecho “que cambie la percepción de los activos de riesgo y que sea un buen año para este tipo de activos. En Europa tenemos bastante volatilidad “porque la crisis de la deuda periférica no se ha solucionado pero puede haber oportunidades”.

¿Cómo aprovechar la volatilidad de los mercados?. La volatilidad lleva instalada en los mercados en los últimos años con bastante fuerza. Existen “vehículos para aprovecharla, como se vio en 2008, y lo podríamos hacer mediante fondos que invierten de forma direccional o los que hacen arbitraje de la misma”.

A la hora de invertir en fondos “se puede cubrir uno de la inflación vía materias primas. Tenemos dos vehículos, por un lado los fondos que invierten directamente en acciones y los que invierten en materias primas mediante derivados, estos últimos son los que recogen más fielmente el precio de las materias primas”.

La renta variable americana el año pasado tuvo un comportamiento muy bueno. Para este año las expectativas son buenas, las caídas están saneadas y estamos en año electoral pero hasta noviembre esperamos que sea un año relativamente tranquilo”. 

En la parte de renta fija, los bonos corporativos se presentan como la mejor opción de inversión. Sigue “teniendo valor a día de hoy, las compañías han hecho sus deberes y se encuentran en una situación bastante saneada y es diferente la situación de los gobiernos”. Elegiría renta fija corporativa a nivel global “más que a nivel regional en fondos como el M&G Optimal Income, el Legg Mason Multiestrategia o el PIMCO Global Investment Grade.

Al final son fondos muy flexibles, el gestor va en busca de oportunidades.” En caso de Investment Grade tenemos gran peso en Estados unidos porque son los mercados más profundos. En general, en sectores dentro de Estados Unidos lo que buscamos son fondos flexibles en cuanto a invertir en un sector o en otro y en cuanto a nivel regional /duración”.