¿Por qué es importante ahorrar pensando en la jubilación?

Es importante empezar a ahorrar para la jubilación básicamente por dos razones. La primera de ellas tiene que ver con el envejecimiento que tiene la población española; los mayores de 65 años son un 20% de los españoles a día de hoy, mientras que esta cifra era del 10% hace 50 años. Adicionalmente, el contexto económico cada vez es más complicado. En el Informe Naranja de 2021 sobre Hábitos de Ahorro y sobre Pensiones que hacemos en ING todos los años vemos es que la principal preocupación de los españoles ante el momento de la jubilación es la preocupación financiera, de hecho, solo un 14% de los españoles cree que tendrá una jubilación que será suficiente para el momento en que llegue ese retiro; no obstante, solo un tercio ha empezado a prepararse, es decir, es un tema que nos preocupa pero de momento no nos ocupa. Y evidentemente es importante trabajar en la concienciación y dotar a los españoles de las herramientas necesarias para poder preparar suficientemente ese momento de la jubilación.

¿Es sostenible el actual sistema público de pensiones?

Evidentemente el envejecimiento de la población es un factor relevante a la hora de pensar en la sostenibilidad del sistema de pensiones. Hoy se espera que en 2035 haya 13 millones de pensionistas y esa cifra aumente hasta 16 millones en 2050, es decir, el problema es grave y va a ir a peor. Evidentemente, España es además uno de los países con una de las tasas de sustitución mayores de Europa, en concreto, es del 72% frente a una tasa de sustitución del 40% de países de la OCDE y de nuestro entorno como Holanda o Suecia. Evidentemente eso hace que nuestro sistema de pensiones sea más difícil de sostener que el de otros. También es importante por tanto darle prioridad y foco al ahorro privado de cara a complementar esa jubilación, esa pensión pública que tengamos. Por tanto, trabajar en esa concienciación y en que las personas nos ocupemos de ese ahorro privado de cara a la jubilación es un tema importante al igual que lo es incentivarlo de manera que sea interesante hacerlo.

¿Cuál es la edad óptima para empezar a ahorrar?

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

La edad óptima es, probablemente, cuanto antes. La edad es el factor determinante a la hora de ahorrar para la jubilación. Quizá además es importante porque el hacerlo pronto permite ahorrar de manera puntual haciendo aportaciones periódicas que nos permitan de alguna manera suavizar el impacto que tiene hacer una aportación más grande de golpe, de forma que quitamos presión en esa necesidad de ahorrar  al largo plazo. Un ejemplo: si alguien empieza a ahorrar durante 30 años una cantidad de 100 euros al mes y ese plan de pensiones donde está invirtiendo tiene una rentabilidad del 4%, que es la media que tienen los Planes Naranjas Dinámicos, esa cantidad de 100 euros, puede llegar a convertirse en 70.000 euros al cabo de los 30 años preparando la jubilación y el completar esa pensión pública que esperamos que será menos en el futuro. Evidentemente aquí también juegan un papel relevante las comisiones, ya que son un elemento que reducen la rentabilidad de los planes de pensiones; los Planes Naranja Dinámico cobran un 26% menos que el máximo que permite el mercado, y es un factor a tener en cuenta cuando se decide invertir en un plan o en otro.

Con la reforma llevada a cabo por el Gobierno, ¿qué incentivo tienen los ahorradores para invertir en planes de pensiones?

Los planes de pensiones siguen siendo un buen producto para invertir a largo plazo y para complementar nuestra jubilación pública. Básicamente son productos que permiten invertir en una amplia diversidad de activos, y son productos que siguen teniendo un beneficio fiscal que se materializa al año siguiente de haber hecho la aportación y que adicionalmente se ajustan en gran medida a las necesidades que tienen los clientes. Ese máximo de 2.000 euros que tiene un impacto en la declaración del año siguiente se ve muy claro en un ejemplo: si un partícipe realiza su aportación de 2.000 euros este año y tiene una renta de 37.000 euros, de cara a hacer la declaración del año que viene verá reducida en 2000 euros su base imponible, es decir, tributará por 35.000. Como el IRPF es un impuesto progresivo quiere decir que la factura fiscal que tendrá que pagar al año que viene será menos. Por lo tanto, parece que el plan de pensiones sigue teniendo ventajas fiscales. Adicionalmente, tal y como veíamos en el Informe Naranja de 2021 sobre Pensiones, el 40% de los partícipes considera el plan de pensiones como un buen producto para invertir a largo plazo. Si juntamos esas dos cosas: necesidad de invertir y complementar nuestra jubilación pública con un buen producto en términos de ventajas fiscales y rentabilidad, tenemos un producto que aun goza de buena salud para el futuro.

¿Creen que otros productos, como los fondos de inversión, están llamados a ser los sustitutos naturales para canalizar el ahorro a largo plazo? ¿cuál es el mejor vehículo para ahorrar para la jubilación?

Estrategias de Inversión

Creo que hay muchos elementos a considerar. El principal tiene que ver con el perfil del cliente y obre todo con el horizonte de inversión del que estemos hablando. Cuando el horizonte de inversión sea mayor, es decir, más años queden para la jubilación, estaremos hablando de invertir más en renta variable, dedicar una proporción mayor del dinero a invertir en renta variable. De la misma manera, a medida que vayamos acercándonos más al momento de la jubilación, iremos ajustando de manera dinámica el peso de la renta variable llevándolo más hacia la renta fija para intentar preservar en la medida de lo posible ese patrimonio creado. Los fondos de inversión pueden ser un buen vehículo para canaliza ese ahorro a largo plazo, pero yo creo que son complementarios con los planes de pensiones en la medida en que responden a distintos horizontes de tiempo y sobre todo porque unos tienes ventajas fiscales y los otros no. Adicionalmente, en los fondos de inversión es importante considerar las comisiones y  que éstas sean ajustadas al producto, y mirar la rentabilidad y diversificación de activos; en este sentido, nosotros tenemos una gama que son los Fondos Cartera Naranja que completan la oferta que tenemos en planes de pensiones buscando esa diversificación, ahorro la largo plazo y esas bajas comisiones que a término tienen un gran impacto en la rentabilidad y la cantidad de dinero que disfrutaremos para nuestra jubilación.