Warren Buffett advirtió: "Se paga un precio muy alto por un consenso alegre". Este proverbio destaca el dilema al que se enfrentan los inversores para encontrar oportunidades interesantes en un mercado en el que las valoraciones no dejan de sobrepasar los máximos históricos.

El atribulado sector sanitario fue uno de los que registró una evolución más negativa en Europa en 2017; de hecho, el índice MSCI Europe Health Care cerró un 7,4 % por detrás del conjunto de la renta variable europea. Y muchos inversores siguen rehuyendo los sectores sanitario y farmacéutico europeos, preocupados por el hecho de que sus fundamentales se han deteriorado y estamos entrando en una "era de incertidumbre". El nerviosismo en torno a este sector está aumentando debido a tres razones principales: el Brexit, Trump y la orientación de los gigantes tecnológicos hacia el segmento sanitario.

Dado que Theresa May está decidida a abandonar el mercado único, la participación de Reino Unido en la Agencia Europea de Medicamentos está en entredicho. Recientemente, la agencia anunció que cambiaría su sede de Londres a Ámsterdam, pero la cuestión sigue siendo el posible efecto catastrófico que tendría añadir fronteras y aranceles al sector farmacéutico de Reino Unido, que exporta productos por valor de 11.000 millones de libras esterlinas a pacientes de la UE.

Cualquier interrupción a este flujo podría suponer una catástrofe. Al otro lado del Atlántico, Trump está echando leña al fuego y ejerciendo más presión sobre la percepción del mercado al declarar que las empresas de medicamentos están saliéndose con la suya y prometer una bajada de los precios. Teniendo en cuenta que las empresas europeas del sector sanitario están interconectadas con las estadounidenses, estos comentarios influyen en Europa y pesan sobre los valores. Por último, las noticias sobre el desembarco de las grandes tecnológicas borraron miles de millones de las valoraciones del sector sanitario a principios de año. Varios meses de rumores acerca de que Amazon podría dirigir su artillería disruptiva hacia el sector sanitario han afectado a los precios de las acciones de cada subsector, desde los fabricantes de medicamentos hasta las aseguradoras.

Sin embargo, a pesar de estas dificultades, aún existe un crecimiento potencial en el sector sanitario, por una simple razón: los cambios demográficos. Se espera que el porcentaje de la población con 80 años o más de la UE se duplique entre 2016 y 2080 (de 5,4% a 12,7%). Además, el sentimiento negativo que pesa sobre la industria está proporcionando oportunidades interesantes para seleccionar empresas de calidad con valoraciones. Desde la radioterapia de protones hasta la ostomía, hay cuatro sectores que están afrontando el reto de proporcionar una mejor calidad de vida a una población mundial cada vez más envejecida.

La radioterapia de protones es un tratamiento contra el cáncer considerado superior a la radioterapia convencional debido a su mayor eficacia y la menor exposición que sufren los tejidos sanos, ya que no hay rayo externo. Puesto que el cáncer es la principal causa de muerte en los países desarrollados y que su prevalencia aumenta drásticamente a partir de los 55 años, el mercado de la oncología continuará creciendo a medida que las compañías encuentren nuevos tratamientos. Ion Beam Applications (IBA) es líder del mercado de la radioterapia de protones, con una cuota mundial del 50% en este oligopolio, que se espera que crezca a una TCAC del 15% hasta 2035. En los últimos 12 meses, el precio de la acción cayó a la mitad; a pesar de reveses cíclicos temporales, la empresa se beneficia de unas elevadas barreras de entrada, una fuerte cartera de pedidos y un balance tremendamente sólido que puede sostener el crecimiento futuro.

Una ostomía es un procedimiento quirúrgico en el que se crea una abertura en el cuerpo para evacuar residuos. Puesto que la prevalencia de la enfermedad intestinal aumenta con la edad, el envejecimiento de la población está impulsando el crecimiento de este mercado. Debido al carácter sensible de dichos productos, la base de clientes tiende a ser muy fiel, ya que las tasas de cambio suelen ser reducidas. Por lo tanto, el mercado es un oligopolio que tiene en ConvaTec a uno de sus líderes mundiales. Pese a que el precio de la acción se ha mostrado débil desde junio de 2017, este negocio presenta unas fuertes ventajas competitivas, apoyadas por unos indicadores financieros atractivos: rentabilidades empresariales y márgenes de beneficios elevados e importantes flujos de caja.

La presión sobre los presupuestos y los recursos del NHS y la evolución demográfica del Reino Unido confieren un papel importante al sector de los hospitales independientes del país a la hora de ofrecer tratamientos privados y atender a pacientes del NHS. Se espera que las personas mayores de 65 años en Reino Unido aumenten del 18% al 28% en 2050. Además, el número de personas que pagan por cuidados médicos está creciendo rápidamente. Spire Healthcare plc es el número uno del sector y uno de los principales proveedores hospitalarios privados del país. Aunque 2017 fue un año inestable para Spire ante la caída de la actividad del NHS, tras la supresión de la lista de espera de 18 semanas, esto proporcionó un punto de entrada interesante para este negocio de alta calidad con sólidas perspectivas a largo plazo.

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), también conocida como "tos del fumador", es la cuarta causa mundial de muerte, con una mayor prevalencia entre las personas mayores. El desarrollo de medicamentos inhalados requiere la interacción de los tres siguientes factores: el medicamento, la fórmula y el dispositivo; el Grupo Vectura es el número uno mundial de este campo. La tecnología de Vectura está incorporada en la mitad de los inhaladores lanzados entre 2012 y 2016. A pesar de que las acciones han mostrado debilidad, tiene un sólido modelo de negocio y una elevada visibilidad de ingresos.