“Tendemos a tener mucha confianza en juicios que hacemos basados en muy poca información. Es uno de los aspectos más importantes de la cognición. Somos capaces de generar interpretaciones muy rápidas; eso es maravilloso, porque nos permite actuar rápido, pero por otro lado no somos conscientes de lo que no conocemos.” Daniel Kahneman

En los últimos años hemos intentado introducir y desarrollar en la comunidad de Traders de España diferentes conceptos que explican de alguna manera la complejidad de esta profesión desde nuestro humilde punto de vista. Conceptos como Money Management, Stop Break Even, salidas por objetivos o por iluminación, fuerza relativa, y amplitud de mercado han sido muy detallados por Blackbird, puesto que de alguna manera, entendemos que para aprender a operar en bolsa no se precisa ni de un sistema de Trading infalible, como tampoco sólo de aprender a utilizar una disciplina de análisis sea técnico o fundamental y que con esto seamos capaces de adivinar el futuro.

Como nos enseña Daniel Kahneman, la mente humana impera por y para la razón y a veces nos complica más que nos ayuda, y en el mercado esta acción aún es más notoria. Podemos decir que todo ser humano se ve facultado para poder pensar y creer en su capacidad para predecir los precios, incluso si se muestran series aleatorias y se le afirma a una persona de la incapacidad de predecir dicha serie, provocará un sesgo de buscar una lógica, ¡siempre! En el mercado este sesgo de los pronósticos impera y como decía Mark Douglas; ¡las virtudes que te hacen exitoso en la vida, te destrozan en el mercado! Y no podría estar más de acuerdo.

us blue chips



Esta semana en Blackbird, hemos remarcado en nuestros informes de estrategia la necesidad de esperar a que se complete el proceso correctivo, de hecho es la norma que venimos marcando durante las últimas 5 semanas, advirtiendo que en un proceso correctivo hay que estar al margen de nueva operativa en Swing Trading a corto plazo, puesto que los movimientos bajistas son discutidos por unos alcistas que siguen ganando la partida, a pesar de que a corto plazo el mercado sea bajista. Los tiempos del mercado son importantísimos y saber en cada momento qué hacer también.

¿Acaso cree que puede ganarse la vida en el mercado haciendo siempre lo mismo? El mercado es dinámico y nosotros debemos hacer uso de la adaptabilidad, para saber proponer en cada condición de mercado un sistema u otro. Como siempre mantengo, asimismo la selección de valores se antoja como un elemento clave y le podemos denominar del modo que creamos oportuno. Warren Buffett le denomina “círculo de competencia”, Richard Dennis “la selección de mercados” y nosotros simplemente le denominamos “selección de valores”, lo que se define en el argot de la gestión patrimonial como “Asset allocation". La distribución de activos puede venir determinada de muchas maneras; por la volatilidad de los mercados, por sus distintas correlaciones, por sus modelos de negocio, por sus valoraciones, por modelos cuantitativos técnicos o por condicionantes definidas del chartismo. En Blackbird bajo el incesante esfuerzo por no dejar de mejorar, hemos tratado de definir nuestros temas en la selección de valores, tratando de transdisciplinar, algo que nos encanta, buscando los activos con mejores condicionantes técnicos, dentro de las economías en desarrollo, que presenten oportunidades respecto de su yield spread y por supuesto, sin pagar caro, los valores que componen nuestra cartera.

Esta explicación viene a colación de la situación actual del mercado, puesto que una vez más entendemos que el proceso emocional es la parte más importante del proceso operativo. La capacidad de autocontrol es absolutamente importante y la paciencia es una virtud imperante en la operativa, como he mantenido infinidad de veces. Esta semana, el selectivo ha completado el primer driver del proceso correctivo, un tercio del movimiento direccional previo y mínimo de un mes. A partir de ahora vamos a creer que cualquier indicación de reanudación del movimiento alcista y este supuesto, lo entenderemos en el momento en que se rompa la bandera correctiva, que el mercado está dibujando puesto que tal y como nos dijo Charles Dow, hace casi 100 años, las correcciones pueden durar hasta 3 meses y corregir los dos tercios del movimiento previo, lo que significa que a pesar de que estamos en precios correctivos, la corrección todavía no se ha completado. Y como vengo explicando en este artículo, la paciencia y la selección de valores es clave, por lo tanto, sigo pensando que al estar en un proceso correctivo, debemos aprovechar la volatilidad del mercado para buscar venderla, mediante opciones Put, a vencimientos medios, como por ejemplo 5 meses, con la idea de maximizar una tendencia, que mientras venga acompañada por el 80% de sus activos, pensaremos que es muy sólida. Los 11.500 puntos del selectivo marcan Break Out y son nivel de referencia para pensar que el proceso correctivo se completa y para dar comienzo a las compras de continuación en arranque que creamos oportunas y por supuesto, sin caer en el sesgo pronóstico, es decir, sin hacer uso de la ilusoria creencia de que si un precio supera un número, la circunstancia se convierte en hecho, es decir en subidas en este caso.

ibex 35


¡Créame!, romper los 11.500 puntos no es otra circunstancia más, simplemente es un parámetro analítico que vendría a confirmar la celeridad del precio, de la misma manera que el 11.750 marcaría la oportunidad de hacernos creer que un nuevo máximo creciente nos acerca al objetivo de los 12.000 puntos sin que ello sea una realidad, a menos que suceda y es que en el mercado, por más que nos cueste de creer, no existe la certeza hasta que las cosas suceden y como decimos en Blackbird, nosotros no nos dedicamos a predecir los precios, simplemente planteamos hipótesis y las operamos y ahora nuestra hipótesis, parte por seguir los sistemas de salida que sigan su desarrollo y que los precios nos confirmen, que podemos volver a pensar en incorporar valores en tendencia; ¡Creemos que queda poco!