Xavier Fonollosa, responsable de implementación de las estrategias de Diverinvest, repasa los aspectos más destacados de la actualidad en los mercados.


Tenemos ya las elecciones de Francia a la vuelta de la esquina. ¿Volverá la volatilidad a los mercados o ya están descontados todos los riesgos?

Con respecto a las elecciones en Francia nosotros creemos que un resultado que suponga una victoria de cualquier candidato excepto de Le Pen tiene que traer más tranquilidad a las bolsas. Sin embargo si ganara Le Pen sí veríamos mucha volatilidad. El riesgo aquí sería su política económica. Quiere quitar a Francia de la zona euro y sobre todo redenominar la deuda francesa de un euro a un franco nuevo que previsiblemente se depreciaría con lo que habría un default implícito muy grande de la deuda francesa.

A los mercados ahora se le unen las tensiones geopolíticas con el ataque de EEUU a Siria. ¿Puede afectar fuertemente a las bolsas este giro estratégico por parte de la administración Trump en los próximos meses?

Nosotros creemos que las bolsas están demasiado complacientes con lo que está pasando. Cualquier riesgo político, cualquier cambio en el contexto internacional como la intervención de Trump en Siria debería haber traído volatilidad a las bolsas y sin embargo no ha sucedido. Para nosotros esto es un riesgo porque podrían corregir las bolsas todo lo que no lo están haciendo ahora en algún momento en un futuro y además con mucha violencia.

En este escenario el petróleo ha repuntado. ¿Ve interesante apostar por compañías ligadas al petróleo tanto en Europa como en el mercado español?

Creemos que en los entornos de 54 o 55 dólares por barril es un precio óptimo para el petróleo. Lo que no era normal era el barril alrededor de 120 ni tampoco muy bajas por los niveles de 40 dólares. En estos niveles debería mantenerse el petróleo. Hemos visto un repunte en general de todas las materias primas pero aún podríamos ver algún episodio de volatilidad.

Con las políticas monetarias que tenemos por parte de los bancos centrales y tras conocer también las últimas actas de la Fed y la filtración que se conoció sobre el BCE, ¿piensa que los bancos ya habrían corrido demasiado o todavía habría cabida a más revalorizaciones?

Respecto a los bancos europeos mientras Draghi siga al mando del BCE la política laxa y expansionista de la autoridad monetaria europea seguirá. A Draghi se le acaba el mandato en 2019 con lo cual nos quedan aproximadamente unos dos años de política expansionista por parte del Banco Central Europeo. Al mismo tiempo seguimos creyendo que hay muchos bancos que tienen que acabar de hacer la limpieza del balance. Tienen muchos activos malos que se los tienen que quitar de encima y precisamente una buena política monetaria les ayudará en esto.

¿Ve más problemas en el sector bancario con la banca italiana aún bajo amenaza o con la situación de Banco Popular en España?

Vemos que hay entidades que tienen que acabar de hacer limpieza en sus balances. En el caso del Banco Popular, ayer mismo salía una noticia de que estaba abocado a una ampliación de capital o a una fusión así como algunos casos de bancos italianos son ejemplos claros de que aún hay entidades en Europa que entrañan mucho riesgo sistémico. Entendemos que puede surgir la noticia de otras entidades y que deberíamos digerir estas noticias con la tranquilidad pero a la vez con la preocupación necesaria para estar siguiéndolas y las inversiones tenemos que hacerlas con mucha cautela. El sector financiero europeo en general se está saneando pero aún tiene muchos deberes por hacer.

Por otro lado, se espera más crecimiento en España y una actividad turística mayor que el año pasado. ¿Puede ser momento para apostar por cotizadas ligadas al turismo como hoteleras o areolineas?

Si bien es verdad que la mejoría económica existe, deberíamos primero esperar a ver si esta mejoría se consolida, si llega a todas las capas de la sociedad, si se queda solo en algunos balances pero no llega a los consumidores etc. Por otro lado antes de llegar a comprar es bueno siempre mirar a qué precios se está comprando. El Ibex 35 ha corrido mucho en los últimos meses y creemos que podría estar en estos momentos demasiado caro para empezar a comprar. Hay que ser muy selectivo en estos momentos.

¿Dónde estaría viendo las principales oportunidades en este escenario?

Los mercados financieros, las bolsas, generalmente se anticipan a la situación real. El Ibex 35 por ejemplo ha corrido mucho y en estos momentos vemos que no refleja la situación real de hoy. Sí es verdad que hay una mejoría económica en algunos sectores, lo vemos en el sector inmobiliario o en el sector industrial, donde los pedidos de las empresas están creciendo, pero también hay muchas claves macroeconómicas que aún se tienen que solucionar. Tenemos que seguir reduciendo el paro, mejorar la calidad de los empleos. Y con ello, estos dos factores unidos, provocan que haya que mejorar aún el poder adquisitivo de las familias para que puedan realmente empezar a consumir. Hay que estar muy atentos a cómo evoluciona la economía real.