El sector financiero me gusta, también en España a pesar de la oferta del Santander, reconoce Robert Casajuana, de SLM Inversiones. 

Entre ambos factores, me preocupa más la reunión del BCE. Es cierto que están muy cerca pero donde están puestas todas las miradas es en la reunión del BCE, es importante ver cómo será la primera reunión del año, ver el camino que quiere marcar Draghi.

En cuanto a las elecciones, las encuestas dicen que Syriza tiene muchas probabilidades de ganar, esto nos pone en alerta porque es un partido que está contra las medidas de austeridad y sobre todo, porque puede crear cierta inestabilidad ya que una de las medidas es la reestructuración de la deuda griega, que pondría en aprietos a la banca alemana y francesa, que aun tienen mucha exposición de bonos griegos.

Ahora mismo eso llevaría inestabilidad pero es cierto que hay un dato positivo que además le gusta a Alemania de Syriza y es que cuando hay licitaciones públicas, el actual partido las concede a empresarios cercanos al gobierno mientras que Syriza abriría el mercado. Lo que sería bueno para Alemania, que tiene inversiones allí de la economía productiva y les permitiría entrar más en el país.

Creo que la volatilidad de la que hemos hablado anteriormente llegó a finales del año pasado para quedarse. Será la tónica de todo el año y los índices, si finalmente Syriza gana las elecciones y Mario Draghi defrauda en su primer reunión, habrá una volatilidad muy alta y el VIX podría llegar incluso a superar los 30.

Draghi básicamente tiene un mandato: la estabilidad de precios. Quiere una inflación cercana pero no en el 2%. Lo que a mi entender puede empujar a Draghi a anunciar en esta reunión la expansión cuantitativa es un deterioro de los datos de inflación. Tenemos datos recientes que muestran que Grecia está en deflación, España está en deflación, Eurozona en -0.2%, Italia en 0%, Alemania en 0.2%...Es decir, manejamos unos datos de inflación muy bajos e incluso negativos con lo que si Draghi continúa viendo estos datos más hacia la deflación, podría realmente anunciarlo ya en su próxima reunión.

Es un sector que de cara a 2015 me gusta. Sin duda, el sector financiero EEUU y Reino Unido es donde hay que estar por las subidas de tipos, lo que ayuda a tener márgenes más holgados y ayuda mucho a este sector. En Europa, dependerá mucho del QE. Cuando se anuncie ésta y ayude realmente a que haya más liquidez en el mercado, me gusta. España, a pesar de lo que acabamos de ver en Santander para tener un core capital para cumplir con los criterios del BCE, me gusta el sector.

En el sector energía, hay que diferenciar entre empresas centradas en energía tradicional – como extracción del petróleo – y todo el subsector energético que hace la extracción a través del Fracking. A mí no me gustan mercados porque haya caído mucho, que es lo que ha sucedido en muchas empresas de este último sector, si no que hay que ver hasta dónde puede llegar, si se va a recuperar o no, para hacer viables o no estas compañías. No lo tengo claro, de hecho hay algunas que ya están quebrando. Sin embargo, es en las empresas tradicionales por las que hay que apostar.