Jesús González Nieto, director de desarrollo de mercado de la Bolsa de Madrid, destaca el buen comportamiento que experimenta el indicador Latibex Top en lo que llevamos de 2009 ( en torno al 30 por ciento). A su juicio, el buen comportamiento de los mercados Latinoamericanos tiene que ver con varios factores. Para empezar, cree que hay que poner en contexto este buen tono frente al castigo excesivo sufrido por los mercados latinoamericanos en el pasado ejercicio, cuyas economías no mostraban los síntomas más graves de la crisis. Así, destaca que los bancos de las entidades financieras de la región estaban sanas y que el apalancamiento del sistema financiero de esta zona era más modesto. En este punto, explica que el castigo de estas bolsas en 2008 se debió quizás a una búsqueda de liquidez por parte de los inversores.

Por su parte, María José Román, analista del fondo de Latinoamérica de Ahorro Corporación, señala que el repunte que experimentan los mercados de esta zona del mundo en lo que llevamos de 2009 supone una “vuelta a la normalidad”. A su juicio, los inversores se han dado cuenta de que esta región no sufría los problemas que llevaron a la debacle de los mercados a finales de 2008. Además, recuerda que una vez que la economía vuelva a retomar la senda alcista, “los parámetros de crecimiento van a ser los mismos, es decir, una subida de las materias primas, un importante actividad importante y una exportación sobre todo a Asia que tiene que retomarse”.

De cara al futuro, Ahorro Corporación prevé una caída del PIB de Latinoamérica en torno al 2 por ciento, bastante menos que la que sufrirán las economías desarrolladas, aunque reconoce que Latinoamérica viene de tasas de crecimiento mucho mayores. Román destaca que “esa desaceleración va a venir sobre todo por el lado de México”, país para el que espera una caída del PIB del 5,5 ó 6 por ciento. Sin embargo, no descarta que otras economías del área, como Brasil o Chile “puedan cerrar este ejercicio con un crecimiento cero y ligerísimamente en negativo para retomar en 2010 las cifras de crecimiento en torno al 3-4 por ciento a las que nos tenían acostumbrados”. Esta analista ve interés de los inversores en Latinoamérica y considera que “la vía para engancharse al crecimiento fuerte va a estar ahí”. Destaca que las mayores empresas petroleras, acereras y papeleras con mejores perspectivas de crecimiento se encuentran en Latinoamérica y que a la hora de buscar riesgo que se pague hay que hacerlo en mercados emergentes, dentro de los cuales Latinoamérica, hoy por hoy, es una zona bastante segura.

Jesús González Nieto subraya que las compañías mineras y petroleras lo están haciendo de manera espectacular y cita como ejemplo la subida del orden del 65 por ciento de Vale do Rio Doce o de Volcán, cuya revalorización ha alcanzado el 160 por ciento. Además, destaca el buen comportamiento de algunas compañías de telecomunicaciones, como Iusacell o América Móvil. Para Maria José Román en este 2009 hay que continuar expuestos a materias primas, energías y algo al sector financiero. Un sector, este último, que se ha quedado algo rezagado en la última recuperación, que fue duramente castigado en 2008 y que no tiene nada que ver con el sector financiero estadounidense o europeo”.

 
María José Román, analista del fondo de Latinoamérica de Ahorro Corporación, señala que la crisis económica mundial le afecta a Brasil sobre todo por la parte del sector exportador “que ha sufrido una desaceleración muy importante”. Sin embargo, cree que este país ha ido sorteando la situación con una bajada de tipos de interés muy fuerte ( de 300 puntos básicos en lo que va de año), una herramienta con la que aún cuenta el Banco Central de Brasil. Junto a ello, esta analista destaca que se ha cuidado el movimiento del real –que fue muy castigado por la rápida salida de fondos que se produjo en el último trimestre de 2008- sin intervenciones publicitadas pero si decisivas a la hora de lograr una depreciación ordenada de la divisa. Además, el país ha hecho ver que Brasil no tiene ningún problema de financiación, que no se han endeudado en exceso, señala Román.

Jesús González Nieto, director de desarrollo de mercado de la Bolsa de Madrid, destaca que Brasil es la estrella este año por revalorización y el hecho de que el gobierno brasileño ha transmitido mucha confianza. Un buen comportamiento que de Brasil y del resto del mercados de la zona que se traslada a los ETFs que los replican, caso del Acción FTSE Latibex Tob y Acción FTSEi Latibex Brasil, del BBVA.

Respecto a México, la gestora del fondo de Latinoamérica de Ahorro Corporación, señala que el tema de la gripe A le va a afectar más a la economía del país con fuerza y mucho menos a la bolsa del país, donde ya se han normalizado las cosas. A su juicio, la economía mexicana se va a ver afectada por el parón sufrido en el país. “Es como si este año laborar fuera a durar dos semanas menos”, señala. Para Román, esto se notará en torno a medio punto o casi un punto del PIB de México sólo por el tema de la gripe. En todo caso, hay compañías que se han visto favorecidas por la suspensión de actividades vividas en el país, por ejemplo, las compañías anunciantes porque han visto incrementarse los índices de audiencia y los ingresos por publicidad. También las compañías de alimentación debido al acopio de alimentos realizado por los ciudadanos.

María José Román cree que puede haber buenas oportunidades de inversión en Chile, la economía más desarrollada de la zona.