En el día del las personas mayores, Ángel Rodríguez-Carreño de Cominges, Consejero Delegado de Óptima Previsión, asegura que “el principal problema que tienen los mayores en España son las pensiones, las más bajas de Europa”. Y es que como explica Rodríguez-Carreño de Cominges en nuestro país no ha habido mucha tradición de ahorrar a través de planes de pensiones o jubilación y ahora se encuentran con la falta de liquidez.

En una semana en la que se han dado a conocer los Presupuestos Generales del Estado para 2010, donde se destinará el 30% del total al pago de las pensiones, este experto recuerda que nuestro sistema “se basa en la contribución que hacen los actuales activos dirigidos a una caja para pagar a los pasivos donde no hay capitalización de este ahorro”. Todo lo contrario que sucede con los sistemas privados -continúa- “donde el dinero que se va aportando al plan de jubilación se va capitalizando además de obtener rentabilidad”. No obstante, “existe un problema endémico”, reconoce Rodríguez-Carreño de Cominges, ya que cada vez hay más jubilados y menos personas en activo. Si a ello le añadimos el alto número del paro -continúa- “el sistema público de pensiones está complicado”. Por ello, este experto considera que “hay adoptar medidas para garantizar la solvencia del sistema público de pensiones así como adoptar medidas que permitan complementar por la vía privada este sistema para que cuando nos jubilemos tengamos unas prestaciones de ahorro dignas”.

Desde Optima Previsión, desde donde gestionan de forma clara y son especialistas en mover planes de pensiones a través de las empresas, reconocen que existe un problema añadido en nuestro país: ¿qué ocurre con los jubilados actuales? “La hipoteca inversa sería la mejor alternativa para los españoles jubilados actuales que tienen cultura de ahorrar a través de la vivienda propia”, apunta, “mientras nuestros vecinos europeos han ahorrado a través de planes de pensiones”. La hipoteca inversa, como explica este experto, permite a los mayores actuales obtener una liquidez actual sin perder la propiedad de su vivienda, la cual heredarán los hijos además de una deuda: el dinero que los bancos han prestado a sus padres para complementar sus pensiones”. Son las cajas de ahorro las que están más activas respecto a la hipoteca inversa, señala, “donde además hay otros productos de ahorro como las cuentas corrientes que tienen alguna promoción o incentivo especial para mayores de 65 años”, finaliza.