Tres de los cuatro mayores bancos de Estados Unidos han presentado unos resultados corporativos del cuarto trimestre decepcionantes. Ayer se publicaron los resultados de Bank of America Corp., y caía un -4,75% después de reportar beneficios, mientras que Citigroup Inc., se desplomaba un -3,66%. Unos resultados en línea con los reportados por JPMorgan el pasado miércoles.

El mayor banco por activos de Estados Unidos, JPMorgan Chase & Co, registró una caída de 6,6% en sus ganancias trimestrales, el ingreso neto del banco cayó hasta 4,93 mil millones de dólares, el equivalente a 1.19$ por acción.

Las investigaciones gubernamentales sobre una supuesta mala conducta, condicionaron el resultado del cuarto trimestre por los costes legales de casi mil millones de dólares que tuvo que desembolsar la compañía. JP Morgan, acumula actualmente entre multas y costes legales un gasto de 25.000 mil millones de dólares.

Sus acciones se desplomaron un -3,40% tras publicar los resultados del cuarto trimestre
, durante las últimas dos semanas se han depreciado un 11,79% y se acerca a una zona de soporte clave de largo plazo.

El pasado martes, iniciaba la sesión con un gap de apertura bajista de 2,20 dólares, un hueco de ruptura de manual, que le llevó a perder dos zonas claves de soporte para el corto plazo, su media móvil de 200 sesiones, y el soporte situado en la zona de los 58 dólares por acción.

Durante la jornada del jueves, marcó un mínimo intradiario en el siguiente nivel de soporte situado en torno a los 54,50 dólares, justo donde las acciones de JPMorgan rebotaron fuertemente el pasado mes de octubre. Un rebote, que llevaron a sus acciones a marcar nuevos máximos históricos hace apenas quince días en 63,30 dólares.

Si las acciones de JPMorgan acaban perforando el soporte de los 54,50 dólares, todavía le queda un sólido soporte de largo plazo en la zona de 52,60 dólares, justo donde están situados sus mínimos anuales de 2014 y los máximos de mayo de 2007 alcanzados poco antes de estallar la crisis financiera mundial.

Las probabilidades de que desde estos niveles de precio se produzca un rebote son bastante elevadas, pero deberemos ser cautos y tener en cuenta que Wall Street encadenó ayer su quinto día consecutivo de caídas.

jp morgan