Manuel Arroyo, director de inversiones de JP Morgan, ofrece las previsiones de la casa americana de cara al segundo semestre del año. 

¿Qué previsión manejan para los mercados?

“Nuestra visión sigue siendo positiva para la RV y positiva para algunos sectores de RF. Hay que ser bastante selectivo.
El problema griego no se ha solucionado. Esta crisis, de forma temporal, se le ha puesto un parche, pero hay muchos que hablan ya de un cuarto programa (de rescate). La posibilidad de que Grecia salga del euro se ha reducido, pero no se ha eliminado ni mucho menos y ha habido organismos, como el FMI, que están hablando de una quita de la deuda”.

¿Qué probabilidad conceden a que Grecia salga del euro?

“Es muy pequeña. Siempre hemos mantenido que iban a llegar a un acuerdo, sin llegar al extremo al que se ha llegado, pero Grecia quiere permanecer en el euro y Europa también, al menos, la mayoría.

Aunque es verdad que esa probabilidad aumentó, ahora mismo es muy limitada. Con el tamaño del programa y la situación de Grecia o se adoptan medidas encaminadas a reducir el volumen de deuda o es muy posible que Grecia, con elecciones a la vista, tenga problemas a la hora de generar un crecimiento sostenible. Ahora mismo las cosas se han tranquilizado, las bolsas están subiendo, pero creo que todavía vamos a tener Grecia para rato”.

¿Han cambiado su posicionamiento con respecto a emergentes a raíz del desplome de la bolsa china?

“Hemos conocido una serie de datos chinos muy positivos y esto nos hace ser muy optimistas. La clave es entender el impacto que pueda tener esta caída sobre el crecimiento económico y entendemos que es muy limitado.

El inversor minorista del mercado chino es muy minoritario y representa una pequeña parte del ahorro chino. Hay poca gente que se vio beneficiada de la subida de la bolsa, pero los perjudicados también son un grupo reducido. El impacto va a ser muy limitado y el efecto contagio está contenido.

Nos preocupa de China el abultado nivel de apalancamiento, pero de cara al largo plazo creemos que China va a conseguir reconvertir su modelo hacia una economía de consumo y eso se traduce en un crecimiento menor del que se ha visto y que rondará el 7%".

¿La FED subirá tipos en septiembre?

“Seguimos pensando que será en septiembre. Yellen ha reconocido que es muy probable, pero no es tan importante la fecha como el ritmo al que se suban. En una economía que está creciendo al 2,5% creo que no es justificable tener los tipos al 0%. Los primeros meses, tras estas subidas, lo normal es que el mercado caiga, pero al medio plazo el mercado suele reaccionar de manera positiva”.

¿Cómo posicionan la cartera de cara al segundo semestre del año?

“Seguimos largos de activos de riesgo y en renta fija seguimos apostando por crédito high yield, viendo cada vez más oportunidades en el mercado europeo. Es un posicionamiento que tenemos desde hace bastante tiempo.

Los bancos centrales siguen empujando a los inversores a tomar más peso en RV y es ahí donde estamos cargando nuestras carteras”.

¿Paridad en el euro/dólar en 2015?

“De aquí a finales de año barajamos un 1,05, pero para que se produzca esa mayor depreciación debemos ver que se materializa el diferencial de tipos de interés”.