IBEX 35
En el gráfico del futuro del Ibex 35 vemos que en el largo plazo ha continuado corrigiendo desde el intento alcista que tuvo en marzo de 2009. Ahora, desde verano, tras testear los mínimos de 2009, inició un recorrido alcista que permitió recuperar prácticamente la totalidad de todo el movimiento bajista precedente. El movimiento alcista ha sido significativo. Desde mediados de julio hasta el 2013 tenía una tendencia alcista intacta que sigue en vigor. No obstante, en el corto plazo ha tenido un movimiento bajista considerable, que no ha comprometido el soporte de los 7.653 puntos. Mientras mantenga esta zona, podría testear los 9.000-9.150 puntos, que serían los objetivos más inmediatos para el medio plazo.
No obstante, en el corto plazo, hasta que no veamos otra vez al futuro del Ibex por encima de 8.200-8.250 puntos, vamos a ser bastante reacios a las posiciones alcistas, incluso podríamos tener alguna posición bajista porque, si no supera los 8.200-8.250 puntos creemos que irá a testear los 7.653 puntos.

EUROSTOXX 50
En 2009 tuvo un movimiento alcista, pero imposibilidad en 2011 de superar los máximos. En verano se inicia un movimiento alcista que sigue vigente y que cuenta con objetivos alcista en 2.850-2.860 puntos. En el medio plazo sigue vigente la tendencia alcista mientras mantenga los 2.477 puntos. No obstante, en el corto plazo, parece que hemos iniciado un movimiento correctivo y, en la medida en la que no sea capaz de superar los 2.670 puntos, pensamos que las probabilidades favorecen la continuidad bajista hacia 2.470 y 2.535 puntos. En cambio, si supera los 2.470 puntos, creemos que se podrían buscar posiciones alcistas hasta los 2.850 puntos.

DOW JONES
La situación es completamente distinta a la de los índices europeos. Hemos visto un movimiento alcista en el ejercicio 2009. Desde ahí experimentó una vuelta alcista que le llevó a niveles en los que cotizaba antes de la crisis de Lehman Brothers, es decir, un escenario extremadamente complaciente. Ahora se enfrenta a una resistencia en los 14.200 puntos y, en las últimas sesiones estamos viendo dificultad para superar los 14.000 puntos. Si estamos fuera, mejor esperar a que rompa la zona de máximos y, si estamos dentro, debemos ser muy exigentes con los niveles de stop. Deberíamos fijar stops en 13.800 porque, si se pierden estos niveles podría visitar los 13.430 y 13.255 puntos. Esto no comprometería las tendencias de corto y medio plazo, que se encuentran en niveles de 12.500 y 12.600 puntos. Las recogidas de beneficios son bastante posibles y saludables. Creemos que lo más probable es que tenga lugar un giro bajista con primer objetivo en 13.435 e, incluso, en 13.255 y 13.000 puntos. Aún así, continuaríamos con un escenario de fondo alcista que no comprometería nuestra estrategia si somos inversores de largo plazo. No obstante, en el corto plazo sí deberíamos deshacer posiciones con la pérdida de los 13.800 puntos.