Amílcar Barrios, analista de fondos de Tressis SV, analiza las mejores oportunidades de inversión de cara a los próximos meses y el ejercicio 2016. 

 ¿El sector consumo les sigue pareciendo una buena oportunidad de inversión de cara al próximo año?
Desde luego. Ahora bien, hay que creerse, como es nuestro caso, la recuperación que está experimentando Europa. Partiendo de esa base, sí que creemos que el consumo puede seguir tirando, sobre todo el sector consumo impulsado por el consumo interno. Por ello, creemos que el sector consumo es una buena oportunidad de compra de cara a los próximos meses. 

¿Cree que dentro del sector consumo, deberíamos dejar de lado al lujo, que se puede ver perjudicado por el tema China?

El tema de lujo de Europa está muy relacionado con los emergentes y a día de hoy, viendo lo que ha pasado con China, quizás sea mejor dejarlo de lado, más que nada por el efecto contagio, pues hemos visto que cuando caída el mercado de Shanghái, las compañías europeas relacionadas con ellos se veían afectadas.

No obstante, sí que somos positivos con el consumo chino, especialmente con el consumo de la nueva clase emergentes china. Por ello, podemos seguir apostando por el consumo de lujo si nos creemos que el consumo chino va a seguir tirando por el empuje de la clase media. Aunque de cara al largo plazo, pues en el medio plazo hay mucha incertidumbre. 

En tema fondos, nos gusta apostar por el sector consumo con diversificación regional. Por ejemplo a través del fondo Hendenson Euroland, que tiene apuestas fuertes en consumo cíclico y discrecional. 

En este año hemos visto sectores que han sido penalizados, como el de commodities, petróleo… ¿cree que las caídas han dejado atractivas valoraciones y que podría ser momento de entrar?

Exactamente. Hoy fondos que buscan valoraciones atractivas y también buena situación de la compañía. En este sentido, hemos visto fondos muy value que han empezado a tomar posiciones en el subyacente  y metales. A largo plazo, el tema del petróleo o las materias primas puede ser una oportunidad, pero a día de hoy, hay mucha incertidumbre por la ralentización de los emergentes. Ha habido una limpia muy sana de cara tomar posiciones, aunque con cautela.

¿Vislumbran de cara a 2016 alguna oportunidad de inversión distinta a las de este año?
Es difícil hasta que no entremos en un mercado normalizado y sepamos qué van a hacer los Bancos Centrales y qué pasa con los emergentes. Una vez veamos que empieza la subida de tipos en EEUU, podrían tocarse activos como la RF emergente, que ha sufrido muchísimo y, tras una primera zozobra, podría acabar siendo un buen activo por fundamentales.

¿En qué países o regiones serían partidarios de posicionarse ya pensando en 2016?
Nuestra tesis de inversión sigue siendo apostar por la RV europea. Partimos de un potencial de valoración bastante más positivo que EEUU. Además, tenemos recuperación económica y un impacto por el tema de emergentes que, de momento, no ha sido muy grande.

También apostamos por flotantes americanos, financieros europeos y cortos plazos que no nos hagan perder rentabilidad.

¿En qué le afecta a un inversor de fondos españoles la mejora de rating de nuestro país por S&P (BBB+)?
Para un inversor que invierte en fondos de renta fija española en el precio, esto es una buena noticia. En el caso de renta variable, lo primero que hay que pensar es que la correlación entre la RV y la RF es casi perfecta. Así que, que suba la RF es también positivo para la bolsa. Es una buena noticia para los inversores que tengan cualquier tipo de activo de inversión español.