Visión de mercados en fondos de inversión con Victoria Torre, de Selfbank y Inés del Molino, de Schroders. 

Hoy hablamos de la volatilidad y las estrategias para intentar evitarla. ¿Cómo podemos hacerlo?
Victoria Torre, responsable de análisis de Selfbank. Es algo que se pregunta mucho últimamente y más si tenemos en cuenta que el pasado 245 de junio el Ibex tuvo la mayor caída de su historia después de que los británicos votaran que sí.  Al final hay distintas maneras de refugiarse: diversificar la cartera, buscar activos refugio, activos que se descorrelacionen de mercado…

Me habla de la descorrelación pero ¿es fácil encontrarla?
No es fácil encontrar productos que están descorrelacionados de forma total. Al final los mercados tienen cosas buenas y malas y dentro de éstas últimas está el hecho de que lo que pasa en una parte del mundo, tiene efecto en otras.  Por volver al ejemplo anterior, podríamos preguntarnos por qué el Brexit está afectando a EEUU que está al otro lado del Atlántico y además es un país en el que el 70% del PIB viene del consumo interno? Sí, de hecho uno de los motivos por los que ha retrasado la subida de tipos es el Brexit con lo que es difícil encontrar activos que se descorrelacionen.

Pero ¿se puede hacer?
Nunca vamos a encontrar una descorrelación perfecta pero sí podemos tener activos que no vayan en la misma dirección. Para empezar, lo más sencillo sería buscar activos que se comportan distinto cuando pasa un mismo evento en el mercado. Si se incrementan mucho las incertidumbres en mercado ¿qué ocurre? La renta variable baja porque la gente vende  y compran activos como el oro. Dentro de renta variable, hay varios tipos de vinculación. Si invertimos en un ETF, hará lo mismo que el mercado. Podemos además buscar fondos de autor para encontrar las oportunidades a pesar del comportamiento negativo del mercado.  Otra alternativa son las estrategias long/short a través de las cuáles compramos las acciones que pensamos que lo harán  bien en un contexto de mercado y  vendo  las que creo que lo harán mal en el mismo contexto. Con esto conseguimos neutralidad al mercado y conseguir rentabilidades positivas a pesar de que el mercado en su conjunto no lo esté haciendo muy bien.

Inés, ¿Ve adecuado este planteamiento para una situación de mercado como la actual?

Inés del Molino, directora de cuentas de Schroders. Creo que más que nunca están siendo los productos más demandados pues los clientes se encuentran en un momento de mucha incertidumbre donde no sabemos qué nos puede afectar y con qué velocidad. Tendremos un 2016 muy movido, la volatilidad será la tónica habitual y las estrategias que se alejen del movimiento del propio mercado son las más buscadas por los inversores.

Eso de poder tener rentabilidades positivas en cualquier contexto de mercado es muy atractivo. ¿Cómo se consigue realmente?
El Schroders ISF European Equity Absolute Return no garantiza resultados positivos en cualquier entorno pero intentamos demostrar que a lo largo dela historia la cartera lo ha hecho bien y anticiparnos al ciclo económico al que nos vamos a encontrar para saber qué sensibilidad queremos tener. No todas las compañías de los distintos sectores se comportan igual si estamos en un período de expansión del ciclo o en un momento de recesión. Una vez hemos detectado en qué momento del ciclo nos encontramos, vemos qué compañías se comportan mejor, las compramos, y las que tienen más riesgo, son las que vendemos.

La concentración no es muy exhaustiva, son 30-50 del lado largo y 30-50 del corto, con l oque consigues tener sensibilidad cuando el ciclo te apoya y quitarlo cuando entras en un período de recesión.

Cuando se ve la evolución del fondo, se ve que tiene una descorrelación. ¿Cuál ha sido la rentabilidad?
En 2006 vemos caídas de casi el 11% cuando el fondo sube un 2%. Octubre de 2008  caídas del 13% donde el fondo sube un 6% y el verano pasado cuando vimos que el índice corrigió de una forma muy severa y el índice termina en positivo. Sí se pueden encontrar sitios donde refugiarnos cuando los movimientos son tan impredecibles.  Tenemos que darnos cuenta de que la diversificación tiene que ser básica, tener mucha cintura y estar muy pendiente de los mercados. Será un año muy movido donde tendremos que vigilar muchas cosas.