Entrevista con Colin Stone, fund manager de Fidelity Worldwide Investment, durante la celebración de la Morningstar Investment Conference en Madrid. 

Pregunta: ¿Considera la corrección de las bolsas como preocupante o necesaria?
Respuesta: Creo que el sell-off que hemos vivido en las últimas tres semanas es una corrección natural, sobre todo, en el mercado de bonos. La mayor parte de los mercados europeos cotizaban en negativo.

Paso mucho tiempo buscando burbujas y no veo burbujas en el mercado de renta variable, aunque sí la veo en el mercado de bonos. Creo que la caída en el mercado de renta variable se ha producido porque la renta fija está corrigiendo también.

Últimamente la cuestión griega siempre ha estado de fondo, ¿Cómo ve el futuro? ¿Cree que es posible una salida del euro?
No puedo predecir lo que va a ocurrir con Grecia, el riesgo de una salida es alto. No diría que es muy factible ya que la mayor parte de la gente en Grecia no lo quiere, el gobierno no lo quiere y la Troika no lo quiere, pero el riesgo es demasiado alto para ignorarlo. Curiosamente, creo que si Grecia saliera del Euro sería algo positivo para el país. En la actualidad tenemos un sector público con unos niveles salariales ridículamente altos en relación al nivel de vida de la población.

Si se produjera una salida de la zona euro veríamos una reducción inmediata de los salarios en el sector público en Grecia. Y todos aquellos que trabajan en el sector público, en el turismo, en fábricas podrían ser capaces de ver elevados sus salarios hasta niveles europeos. Creo que sería un buen final para el país, aunque este no es el consenso en la actualidad.

¿Espera que 2015 siga siendo un año volátil?
La política monetaria que estamos viviendo en estos momentos con QE en Japón y en Europa, tipos de interés cercanos a cero y rentabilidades negativas de algunos bonos soberanos creo que tendrá una consecuencia no prevista en términos de mala asignación de activos debido a un periodo tan largo de tipos cero.

Creo que es posible que se formen burbujas, tal y como hemos dicho anteriormente; hay burbujas en el mercado de burbujas y estoy mirando otras como podría ser en el sector inmobiliario de ciudades como Nueva York o Londres, el mercado de arte, otros productos coleccionables, como los coches. Creo que hay algunas características de burbuja en estos mercados. Pero en la renta variable no creo que ni nos acerquemos.

¿Hacia dónde está yendo ese dinero? ¿Dónde va el dinero del QE? ¿Qué oportunidades de inversión ofrece?
El principal efecto del QE es que está obligando a los inversores a irse a otro tipo de activos con más riesgo. El QE está diseñado para inflar el valor de los activos, hacer que la gente se sienta mejor y se sientan más inclinados a gastar. Eso es lo que está pasando en EEUU donde se ha producido una inflación en el mercado inmobiliario que está causando una subida de los precios, un aumento de las transacciones y construcción. En el Reino Unido se está produciendo también un aumento de la actividad de la construcción y un rebote de los precios. Y eso no se está produciendo en otros países.

¿Cree que la renta variable europea se está encareciendo cada vez más?
El PER estimado de la bolsa europea está entorno 16 veces, más alto de lo que ha estado anteriormente. Pero las compañías europeas están mejor gestionadas, mejor gobernadas y son unas mejores gestoras de capital ahora de lo que lo han sido jamás en el pasado. Si se compara con la rentabilidad de los bonos, que está entorno al 0,5%, el diferencial con el aumento de los beneficios de las empresas, que ronda el 6,5%, es muy favorable para la renta variable.

Desde un punto de vista bottom-up, todavía veo una gran cantidad de ideas en la renta variable europea, particularmente en las small caps. Creo que podríamos encontrar una gran cantidad de empresas con una rentabilidad anualizada de más del 15%.

¿Puede darnos algunos ejemplos?
Tenemos una gran cantidad de empresas tecnológicas y de internet en nuestra cartera. También muchas compañías que llamo del campo del outsourcing. Un ejemplo es Regus, que es una compañía que cotiza en el Reino Unido. Es un proveedor de servicios de oficina global. Tiene unas 2.300 oficinas alrededor de todo el mundo y se está expandiendo de forma ambiciosa que supone la apertura de entre 500 y 600 oficinas al año. Las nuevas aperturas reducen el nivel de rentabilidad ya que pierden dinero en los primeros 12-18 meses y todas las aperturas que se han producido en los últimos tres años ya se han vuelto rentables. Nosotros vemos un fortísimo perfil de crecimiento del negocio y creemos que esto no está reflejado aún en el precio de la acción hoy.

¿Cuál es su visión de España?
Yo gestiono un fondo de small caps growth y siempre tengo problemas para encontrar pequeñas compañías interesantes en España. En el pasado tuvimos Telepizza en la que tuvimos un gran éxito y fuimos capaces de salir antes de que las cosas fueran mal.

Tuvimos tres o cuatro reuniones con Let’s Gowex y realizamos una gran tarea de análisis en una empresa que parecía interesante, pero en la que al final no nos sentíamos cómodos con sus cuentas y la forma en la que la compañía presentaba su historia y decidimos no invertir. Lo que no fuimos capaces de predecir es que era un fraude, aunque no pasó nuestros criterios de selección.