Pablo Moreno, Client Relationship en Iberia y Chile de Robeco visita el plató de la Bolsa de Madrid para explicarnos las cualidades de la inversión por factores y cómo actúa en las carteras para mejorar el ratio rentabilidad-riesgo. 

¿Por qué se suele denominar al factor investing la tercera vía de la inversión?

Se denomina la tercera vía de inversión comparándolo con los tipos de inversion tradicionales, todos hemos asistido a la bipolarización de dos estrategias. La más activa, que intenta sacar rendimiento a los índices, y la pasiva, que busca replicar un índice de activos o un conjunto de activos. La inversión a través de factores viene a aprovechar las ventajas de una y otra y a reducir las limitaciones de cada una de ellas. Toma de la gestión pasiva el hecho de que tiene unas reglas de implementación sencillas, transparentes, claras pero sin descuidar el objetivo de sacar una rentabilidad sobre los índices de capitalización de mercado que tendría más que ver con la gestión activa y de alguna manera superar las limitaciones de esta gestión que implica en algunos casos excesivas rotaciones delos activos y sobre todo presentar gran claridad a la hora de decidir qué criterios se utilizan para seleccionar valores.

 Está a caballo entre la gestión activa y gestión pasiva, ¿cuál es la relación con las estrategias de Smart beta?

Lo primero es definir el concepto de factor, que no son más que segmentos del mercado, características de los valores que presentan características de rentabilidad riesgo más eficientes que los índices tradicionales de capitalización o de los modelos de valoración tradicionales. Ahí es donde confluye el concepto de Smart beta, que no era más que eso, intentar con una beta inteligente sobreponderar esos factores y obtener mayor rentabilidad. Estamos de acuerdo, añade valor, pero vamos un poco más allá y creemos que se pueden mejorar las estrategias de Smart Beta genéricas, de alguna manera en un triple sentido:

  • Intentamos no pagar por riesgos innecesarios, un ejemplo sería en una estrategia value filtrar los valores de mayor riesgo financiero; 
  • No hay que desdeñar la interacción de los distintos factores, algo que puede ser positivo para un factor puede ser negativo para otro, un ejemplo son las estrategias de bajo riesgo,
  • Y por último, la rotación de activos, mayor rotación son mayores costes y, por tanto, menor rentabilidad.

Estos tres puntos son fundamentales y por tanto su definición las separa del Smart beta. De modo que la inversión por factores lo consideramos un factor sistemático – estratégico – de selección de valores.

Este tipo de inversión, ¿se está implementando en la cartera de los inversores?

Sí, de hecho el auge es creciente e incluso exponencial. Empezó inicialmente por inversores institucionales, de hecho hay estudios que hablan de que más del 50% de estos inversores están utilizando estrategias de Smart beta o teniendo en cuanta los factores a la hora de asignación estratégica de activos, hubo un antes y u n después en 2008-2009 cuando se encargó a tres profesores el estudio de por qué el fondo soberano noruego no se había comportado como ellos esperaban en función del Asset Allocation que ellos tenían. La comisión fue tajante porque explicaban parte del mal comportamiento por no haber tenido en cuenta los factores y recomendaban la presencia de estos factores en cartera a la hora de tener e n cuenta la estrategia de asignación de activos.

¿Qué factores son los más utilizados y cuáles aportan una mayor rentabilidad ajustada al riesgo?

La realidad es que estudios sobre factores hay muchos, de alguna manera se busca siempre batir una mayor eficiencia a las teorías tradicionales. El tema del factor investig lo llevamos estudiando desde los `80 y hemos constatado que solo cuatro valores son los que añaden valor a las estrategias más tradicionales:

  • Baja volatildad. Enfocarse en los valores de menor beta  menor riesgo financiero.
  • Value, que seleccionaría los valores que tienen menor precio con respecto a su valor intrínseco.
  • Momentum, el menos conocido y sin embargo parece que es el más persistente, elegir valores que se han comportado bien en 6-12 meses tienen a comportarse bien en los próximos períodos
  • Calidad, que sería analizar más a nivel balance ciertas variables que pueden añadir valor.  

¿De qué dependería elegir un factor u otro?

Al final la elección de uno u otro factor tiene que residir en el perfil del inversor. Nosotros estamos ahí para ayudar a los inversores, analizamos sus carteras pero son ellos los que tienen que definir cuál es el factor ideal. De hecho hay estudios que hablan de inversores que puedan optar más por la rentabilidad, sin tener tan en cuenta la volatilidad, tenían que tener en cuenta factores de value y momentum. Sin embargo, otros inversores con un perfil más conservador deberían ponderar más la baja volatilidad.

¿No tendría cierto sentido que esto hiciera en base a las circunstancias de los mercados?

Eso es una de las cuestiones que más nos hacen los inversores cuando nos sentamos a debatir con ellos. Es una tentación muy atractiva teniendo en cuenta además que hemos visto períodos en los que el value ha funcionado peor, la baja volatilidad ha funcionado mejor…si consiguiéramos lograr saber cuándo funcionan mejor uno u otro sería como un santo grial. En Robeco no nos dicen nada.

¿Qué aplicabilidad práctica véis en la renta variable?

Si hablamos de 100-200 factores que se están estudiando, en Robeco hemos definido cuatro factores que siempre exigimos unos ciertos criterios para sean objetivo en el ámbito de aplicación de nuestras estrategias. Por un lado que añadan rentabilidad, que sean explicables, que tengan racionalidad económica – no nos vale cualquier correlación – y que sean persistentes tanto en tiempo como en espacio. No nos vale una estrategia que nos vale en un mercado pero no en otro. El factor que antes estudiamos y en el que implementamos las primeras estrategias fueron las de baja volatilidad – Robeco Conservative- hemos aplicado distintos ámbitos con un éxito significativo. A partir de ahí aplicamos estrategias de factores tipo value, tipo momentum para terminar con una estrategia multifactorial de renta variable.

Por último , hay inversores que, a pesar de querer invertir en factores no se pueden desviar mucho de los índices por lo que atendiendo a estas demanda hemos buscado productos que, sin separarse mucho de los índices, puedan  beneficiarse de las estrategias de factor investing reduciendo la desviación de los índices.

El grado de aplicación es algo exclusivo de la renta variable, o ¿se puede aplicar a la renta fija?

Hay ya estudios en los que demuestran que la inversión en factores en renta fija también añaden valor. Obviamente los factores no pueden ser exactamente los mismos pero en Robeco hemos demostrado que las estrategias de inversión a través de factores añaden mucho valor en el mundo de crédito y tenemos una estrategia, Multifactor Credits, que está teniendo una rentabilidad muy razonable.