A pesar de las favorables sorpresas económicas, la renta variable y las rentabilidades de la deuda de EEUU se movían esta semana a la baja apoyadas por las noticias del aumento de la violencia en Irak. La escalada de violencia sigue empujando al alza los precios del petroleo y en este sentido “commodity currencies” como el dólar canadiense sigue apreciándose contra la mayoría de cruces G-10.

El cruce EURUSD mantiene bien el soporte en la zona de 1,36 y, tal y como comentamos la semana pasada, estaremos atentos al cierre de mes/trimestre para evaluar el nivel de cierre y el soporte que la señal ejerce sobre MACD, como se puede ver en el gráfico adjunto. Técnicamente también es relevante la sombra bajista que deja la cotización del mes una vez que todas las posiciones cortas han sido barridas y los traders de mayor capitalización no han acompañado el movimiento bajista. Esperamos la vuelta a máximos durante el próximo semestre basándonos en los soportes relevantes que tiene el cruce y en que la entrada de flujo de capitales sigue del lado del Euro.

eurusd


En otras divisas, no es nada nuevo que el “cable” haya traspasado los 1,70 igualando máximos de hace 5 años. La estabilización del cruce arriba de este nivel no tendría sentido con tímidos repuntes en los activos de riesgo dada la condición pro-cíclica de la libra. Estas ineficiencias que descuenta el precio plasmando el sentimiento de mercado deberían ser incompatibles con retrocesos de calado en EURUSD y el gobernador del BOE apuntaba hace semanas a subidas de tipos en UK antes de lo previsto al estar revisándose al alza las previsiones de crecimiento e inflación.

Dada las características de Forex como mercado OTC, es muy importante ejecutar órdenes en Forex con precios reales y directos, de tal forma que la operativa sea anónima como en un verdadero mercado y el broker no sea la contraparte de nuestras órdenes eliminando de esta forma el conflicto de intereses. La posición del broker debe deber ser aséptica.