La tormenta financiera a lleva a BBVA a romper la directriz alcista de medio plazo y le confiere un escenario bajista de corto plazo.
El deterioro sufrido por el sector financiero en el último mes y medio ha generado un escenario bajista de mayor calado en las compañías del sector, objetos de fuertes cesiones y que en muchos casos les ha llevado a romper a la baja las directrices alcistas de medio plazo, como ocurre con el caso del BBVA. El movimiento a la baja experimentado por el valor desde el máximo anual e histórico establecido en 20,28, encontró en primera instancia soporte en 17,40 para posteriormente, formar un movimiento lateral bien definido con resistencia en 18,88, máximo significativo establecido en ABR07. Sin embargo, este rango lateral de reducida volatilidad ha sido roto a la baja en el último mes, donde las dudas en torno al sector se han acrecentado. La salida por la parte baja del rango en 17,40 llevó a la cotización hasta la directriz alcista de medio plazo, situada en 17.05, que tampoco consiguió frenar el escenario bajista de corto plazo. Este comportamiento del precio de la acción, donde el impulso bajista desde máximos el desplazamiento lateral posterior, y la ruptura a la baja del rango, ha favorecido que los indicadores técnicos corrijan el elevado nivel de sobrecompra en grafico semanal que presentaban en la primera parte del año, aunque todavía no ha sentado las bases para un nuevo impulso alcista. BBVA gráfico semanal (Soportes 17,40 y 16,70 / Resistencias 18,88 y 20,28)