El movimiento a la baja experimentado por la divisa desde el máximo anual e histórico establecido en 168,95, ha encontrado soporte en la directriz alcista de medio plazo (periodo ascendente desde 2003), situada en torno a 151,00, y tras superarla a la baja en primera instancia, la cotización ha vuelto ha situarse por encima de esta directriz, en torno a 156,30, prevaleciendo el escenario alcista de fondo o primario. Sin embargo, el movimiento correctivo desde los máximos de finales de agosto pone en dudas el escenario alcista de medio plazo y la cercanía de niveles de soporte significativos intensifica las probabilidades de un nuevo escenario de correcciones en el entorno de elevada volatilidad actual. La abrupta corrección desde los máximos de finales de julio ha favorecido que los indicadores técnicos corrijan el elevado nivel de sobrecompra y sienten las bases para un eventual impulso alcista en un escenario de normalización del resto de mercados (vuelta a posiciones de carry tarde). EUR JPY gráfico semanal (Soportes 151.79 y 146.50 / Resistencias 168.95 y 159.63)