Juan Carlos Villanueva, editor de la guía de la Financiación Empresarial y Gonzalo Gómez-Retuerto, subdirector general de renta fija de Bolsas y Mercados Españoles (BME) destacan el auge de los bonos verdes para financiar proyectos sostenibles, un campo en el que España ya ocupa el quinto del mundo. A cierre de 2017, este tipo de emisiones de deuda ya suponen 155.000 millones de euros y se espera que en 2020 sea de un billón de euros.

¿Por qué es interesante invertir o emitir en el caso de las empresas bonos verdes?

El ámbito de los bonos verdes está teniendo un crecimiento imparable en los últimos años, desde que el Banco Mundial emitiese el primer bono verde en 2008. La razón por la que estos bonos empieza a tener tanto interés tanto para los inversores como para los emisores es la creciente sensibilidad por las cuestiones medioambientales, relativas al cambio climático… que hace que muchos inversores además de conseguir rentabilidad por sus inversiones quieren que sus ahorros se destinen a financiar proyectos sostenibles, respetuosos con el cambio climático, los temas de gobierno corporativo y las buenas prácticas. Eso se está notando también en el mayor impulso por parte de los gobiernos que están haciendo esfuerzo notables para impulsar esta financiación responsables, por ejemplo la Unión Europea está haciendo muchos esfuerzos para que los Estados también los impulsen.  

¿Cuales son las previsiones que tienen para este mercado?

Las previsiones que se manejan para este mercado sería llegar al billón de dólares en 2020, pero al estar incorporándose nuevos emisores como los propios Estados, como es el caso de Francia que lleva 7.000 millones de euros emitidos en bonos verdes, y otros gobiernos que están regulando estas emisiones o el caso de Brasil que ha creado un fondo para invertir en este tipo de activos. Por lo que es esperable que el desarrollo sea exponencial, entre otras cosas porque se esperan más jugadores en este campo como los bancos de inversión, además de las empresas.

¿En España que tipo de emisores de bonos verdes tenemos?

Como decía Juan Carlos el mercado global de bonos verdes ha tenido un desarrollo en los últimos cuatro años espectacular, de 2013 a 2017 hemos pasado 3.000 millones emitidos a 155.000 millones, de los que un 42% corresponden a emisiones de Estados Unidos y China. España es el quinto país por emisiones con 5.600 millones, que es el récord absoluto de este tipo de emisiones. Hemos visto emisiones de entidades públicas, como empresas públicas, comunidades autónomas o ayuntamientos y también hemos tenido emisiones de compañías ligadas a la energía y el transporte. Iberdrola es el líder mundial en la emisión de bonos verdes, lleva nueve emisiones en los últimos tres años, Gas Natural Fenosa ocupó el segundo lugar en este tipo de emisiones en España y la tercera fue Adif, que es la operadora de las infraestructuras ferroviarias de España.

¿Qué papel juega Bolsas y Mercados Españoles (BME) en estas emisiones?

Las bolsas de valores estamos apoyando estas emisiones y las finanzas sostenibles a través de un grupo que diseñó y promocionó Naciones Unidas llamado Sustainable Stock Exchanges, que integramos 68 bolsas de valores a nivel mundial y en el que estamos representados supervisores, la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO, por sus siglas en inglés), inversores, y que lo que busca es sentar las bases de este tipo de mercado y fomentar la transparencia y la información disponible sobre este tipo de mercado. Trabajamos en la definición de estandares y metricas especializadas en bonos verdes, montar foros de debate y de diálogo entre los distintos agentes participantes en estos productos y en definitiva, fomentar la educación en finanzas sostenibles.