El Ibex 35 sigue encerrado entre los 10.700 puntos y los 11.000 a la espera de catalizadores que hangan romper al alza el selectivo español.
Es posible que noviembre sea el mes de la ruptura de los mercados. La reunión de la Fed y la cuantificación de las ayudas así como la forma. “Desde luego eso va a influir en todo”, según el experto, “desde el dólar que es el motor de los mercados actualmente hasta cualquier índice.”
 
La influencia de la reunión que comenzó ayer va a ser según el experto prácticamente nula. Ya hemos visto, asegura Pingarrón, que “Alemania va a otra velocidad en la recuperación económica”, por delante de países como España y más atrás Grecia. Estos países, Irlanda o Grecia, “pueden protagonizar capítulos muy negativos en un futuro” según el experto.
 
La deuda corporativa tuvo su momento y fue una oportunidad invertir en ella hace unos 9 meses. “El crecimiento negativo de la renta variable es obvio”, según el experto, mientras que estos bonos ofrecen una rentabilidad media del 6%. No es una opción desechable para inversores más conservadores.
 
Parece que lo peor de la banca ya ha pasado según el experto, sin embargo hay que recordar que “hace unos meses estábamos en una situación de demasiada euforia.” Luego vinieron los problemas de la deuda periférica, ahora estamos en una situación estable.
 
La operación de ENEL ha llamado mucho la atención. Sin embargo el experto cree que no es el momento de de sacar a bolsa una filial de renovables. Sin embargo “ENEL va a desbancar a Iberdrola como líder en el sector”; este revés al optimismo le vendrá bien según el experto a la empresa en un futuro.

En EEUU más del 75% de las empresas han presentado ya resultados. El experto opina que “nos hemos acomodado a una situación en la que, que las empresas presenten resultados por encima de lo esperado por lo que los efectos se han limitado mucho.”