Entrevista realizada por Silvia Morcillo y Manuel López Torrents 

“No habríamos podido sobrevivir a la crisis del Covid sin la sanidad privada” es una de las primeras conclusiones que resalta Zulueta, histórico presidente de Sanitas,  que cree que hoy la sanidad privada es una opción para el 25-30% de los españoles, logrando descargar mucho peso en la sanidad pública. “Es necesario pensar en la combinación público- privada en un futuro en el que cada vez hay más gasto sanitario”. La buena noticia, dice, es que hay mucho interés por parte del sector privado en hacer instalaciones e inversiones, especialmente en el ámbito del I+D+i. 

Una colaboración público privada que también es necesaria al hablar de las pensiones.  “El ministro Escrivá conoce bien las cuentas del Estado y ha diseñado un sistema para proteger las pensiones donde la aportación importante debería ser la de la empresa, que es lo que falta en España”. Zulueta compara la situación con Reino Unido  - donde la mayoría viven retirados con la pensión de jubilación de su empresa, o Suecia – y cree que los tres pilares son fundamentales.  “En España permanece la idea de que la pensión pública será suficiente para vivir y es una mentira que hay que erradicar, porque es imposible. España tiene de las pensiones más altas en relación al último salario. A través del Estado no vamos a poder financiar todo eso”. 

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

 A esto se une la limitación en las aportaciones a los planes de pensiones, algo que para Zulueta es un “error estratégico” ya que debe existir la combinación de los tres pilares: el Estado, la empresa y el  ahorro individual. “Es absurda la filosofía de atacar a los ricos cuando lo que tendríamos que lograr es enriquecer a las personas  y que haya cada vez más”. En este punto juega un papel importante la fiscalidad. Zulueta, de origen americano, compara el sistema fiscal de EEUU con el de España y reconoce que “mientras en EEUU se ayuda al contribuyente, en España se le fiscaliza y atemoriza. Veo muy antipáticos  todos los sistemas de hacienda, donde la presunción de inocencia no existe”. 

Histórico consejero de Bankinter y línea directa, Zulueta asegura que son épocas complicadas para la banca. “A raíz de la crisis de 2088 el BCE obligó a todas las entidades a subir mucho su capital, ha bajado su rentabilidad y ha sido complicado para bancos que lo estaban haciendo bien, como Bankinter”.  Este experto cree que ser banquero ahora está mal visto pues la banca difícilmente se puede mover ante tanta legislación y control europeo.  En este entorno las Fintech son el futuro y pronto serán competencia a la banca tradicional española. 

Su llegada a España coincide con una  economía “en transición”  en los 1980 y durante más de  veinte años, hasta el 2000,  vivió una situación envidiable pero “España desde 2008 no ha recuperado”. 

Vea su visión sobre las criptomonedas , las preocupaciones de los empresarios  o qué piensa de la situación energética en Europa en el  vídeo completo.