Wall Street cerró ayer la sesión con el Libro Beige de la FED como principal cita. Una noticia buena pero “que fue acompañada por notas no tan positivas como la fuerte debilidad en el empleo, la debilidad en el sector inmobiliario pero quitando eso, los demás datos van saliendo”, explica José María Manzanares, director de productos y mercados. No obstante “el mercado está en un momento complicado”.

Para la sesión de hoy se espera el dato de solicitud de desempleo “que suele mover bastante al mercado”y después las reservas de crudo “que son importantes porque la OPEP ha revisado la producción en 500 millones de barriles” y mientras este activo siga al alza “habrá compañías como Exxon o Chevron – que pesan un 15% del índice- que seguirán revalorizándose”.

Respecto al oro, Manzanares reconoce que “es el activo por excelencia para todos los inversores y lo hará bien en todos los escenarios”. En caso de una corrección de la bolsa , será refugio y en momentos de fuerte recuperación de la economía “será un soporte porque el mercado descuenta inflación elevada”. El activo sube además porque el consumo está siendo fuerte. Este experto recuerda que el mercado de los ETF va a sacar un segundo fondo de oro “por la fuerte demanda que hay”. Sin olvidar la correlación con el dólar “pues todo lo que ganas en oro lo estás perdiendo en la divisa estadounidense”.

Con estas referencias ¿el mercado seguirá subiendo?. El director de productos y mercados cree que “la semana que viene hay vencimiento de opciones y futuros y será a partir de ahí cuando comiencen las curvas en los índices”. Sin olvidar que llegan los resultados empresariales del tercer trimestre. A partir de esos niveles “debería empezar a retroceder”.

 


De nuevo petróleo y compañías del sector han comenzado a tener una tendencia pareja. Sin embargo, “mientras el petróleo está un poco volátil, estas compañías han llegado a superar su revalorización y llevan un rally elevado”. Para José María Manzanares, director de productos y mercados considera que “es posible que el dato de reservas salga por encima de las previsiones y pueda dar algo más de fuerza a estas empresas”, pero no estaría.

Dentro del sector financiero hay mucha volatilidad a raíz de las palabras de JP Morgan. Este experto considera que “si realmente hay una regulación de por medio- como quiere la administración Obama- no será más que meter más mano a ver cómo actúa el banco, lo que limitaría sus beneficios”. Es un lobby muy fuerte “tiene mucho peso en la economía y es difícil que se llegue a regular”. Este experto recuerda que hay mucha presión por parte de los bancos “porque les han sacado del agujero, quieren devolver el dinero y ganar lo que ganaban antes”. Y “es difícil volver a ver el dinero que ganaban antes”. (…) Manzanares cree que en este ‘mapa financiero’ habrá ganadores y perdedores. Tanto Goldman Sachs como Citigroup son un claro ejemplo de ello.


Respecto al sector automovilístico, este experto considera que se acabará reflotando pero “todavía queda una fuerte crisis en el mismo”. El sistema de pensiones que tiene – firmado en la Segunda Guerra mundial – que no le ha permitido competir con los gigantes japoneses (…) “tardará años en reestructurarse y al final quedarán una o dos grandes compañías”. Este experto aboga por Ford “que está mejor posicionada y tiene mejor balance”.

El sector tecnológico se ve animada en la sesión después de que Texas Instruments diera unas mejores previsiones tanto de demanda de ordenadores como de chips. El director de productos y mercados se posiconaría “claramente en el sector tecnológico y de telecos”. Pues el primero ya sufrió su crisis “se limpió, hicieron un programa de reducción de costes y está muy bien posicionado”. ¿El problema? Que mucha empresa tecnológica va directamente relacionada con el consumo.

Ahora mismo las estrategias de este experto pasan por ponerse alcistas en índices “como el S&P y bajistas en sector financiero”.