¿Cómo se ha portado el 2021 con Elecnor? ¿Qué aspectos consideráis que han sido los más destacados del año?

Podemos decir que el año se ha portado bien con el Grupo Elecnor. Hemos logrado llegar a un beneficio casi un 10% superior al del año pasado hasta alcanzar los 86 millones de euros.

Hemos seguido con una sólida generación de caja procedente fundamentalmente de nuestra actividad ordinaria superando los 200 millones de euros y superando también la caja general en 2020.

En cuanto a los negocios que desarrolla el grupo, el negocio tradicional a logrado incrementar su actividad un 26% gracias, entre otras cosas, al comienzo de grandes proyectos en el campo de energías renovables y de electricidad y el incremento de nuestras actividades más ligadas a servicios que prestamos a grandes operadoras fundamentalmente de energía y de telecomunicaciones normalmente en España, Reino Unido, Italia y en Estados Unidos.

Asimismo, hemos consolidado definitivamente nuestro negocio en países en los que nuestra presencia es relativamente estable con Estados Unidos y Australia.

En cuanto al negocio concesional, que operamos a través de nuestra filial Enerfín y Celeo, donde mantenemos un 51% de participación tras nuestra alianza con APG, ha tenido un comportamiento positivo alcanzando tasas de crecimiento de doble dígito tanto en EBITDA como en resultado neto. Con lo cual, podemos concluir que el año ha sido positivo para el Grupo.

¿En qué medida la pandemia ha impactado la actividad de Elecnor?

Los impactos de la pandemia, incluso en 2020, fueron relativamente limitados, no diremos que no tuvo, pero sí que fueron limitados en el ejercicio pasado.

La tipología de servicios que presta el grupo Elecnor, en la mayoría de países en los que opera tuvieron la consideración de servicios esenciales y las grandes obras de infraestructuras habitualmente son consideradas de carácter estratégico en los diferentes países en los que se están ejecutando.

En todo caso, durante las primeras semanas de marzo-abril de 2020 sí que tuvimos un periodo de incertidumbre, aunque poco a poco fueron recuperando cierta normalidad y ya en 2020 fuimos capaces de alcanzar cifras tanto de ventas como de beneficios muy en línea de lo que los negocios del grupo alcanzaron en 2019 que fue un año muy positivo también para el grupo.

Además 2020 fue un año de generación de caja sólida que nos permitió continuar con la senda de reducción de deuda que comenzamos años atrás y fuimos capaces de mantener el dividendo de nuestros accionistas.

En cuanto a 2021, en actividad del grupo, me atrevería a decir que no ha tenido un impacto muy significativo todo lo relativo a la crisis provocada por la pandemia y, nuevamente, se ha logrado crecer de forma importante apoyado por el esfuerzo inversor de nuestros clientes tradicionales y al comenzó en la ejecución de grandes proyectos que el año pasado tuvieron que afrontar un pequeño retraso en esas semanas. Además del buen comportamiento del negocio concesional.

Un ejercicio más, han reducido su deuda financiera neta Corporativa un 8,1% que unido al crecimiento del EBITDA del 10,6% sitúan la cobertura de este tipo de deuda en niveles muy sólidos (0,72 veces EBITDA con recurso). ¿Qué balance hacen de esta situación?

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Para nosotros, tener un exhaustivo control de la generación de caja es absolutamente fundamental. El negocio de servicios y proyectos exige ese control y esta generación de caja nos indica como de sólidos son los cimientos de este crecimiento.

En este sentido, mantener esos ratios bajo control y absolutamente monitorizados es fundamental, en todo caso, la deuda corporativa que mantiene la compañía, que está por debajo de 120 millones, con ese ratio de 0,72 veces con el EBITDA, además de por la caja recurrente que es capaz de general el negocio de Servicios y Proyectos también está respaldada por el valor razonable que tiene nuestro negocio concesional y en los dividendos que este negocio es capaz de general de forma recurrente.

El viernes pasado anunciaron que han iniciado un proceso de búsqueda de un socio financiero para su filial Enerfín Sociedad de Energía, ¿es esta una operación similar a la que protagonizaron en su día junto al fondo holandés APG en la filial Celeo? ¿Cuál es el objetivo de esta posible incorporación y que tipo de inversor financiero buscan?

Hemos iniciado un proceso de búsqueda de un socio que tiene como objetivo fundamental facilitar el crecimiento de Enerfín, que en estos momentos tiene una importante cartera de activos renovables en diferentes fases de promoción, entorno a 8 gigavatios cuyo desarrollo y de cara a preservar la estabilidad financiera del grupo, para nosotros mantener una deuda corporativa controlada es absolutamente fundamental, con lo cual, entendemos que ese desarrollo tiene sentido hacerlo acompañados de un socio.

Además, la experiencia que hemos tenido con nuestro socio APG en Celeo Concesiones, que comenzó en 2014 y que fue ampliada el pasado ejercicio 2019, ha favorecido el profundizar en esa misma estrategia en Enerfín.

En cuanto al perfil de este socio financiero estamos buscando un socio que quiera compartir el ilusionante proyecto que tenemos en Enerfín y que lo quiera hacer a largo plazo.

¿Cómo afrontan este ejercicio 2022 desde el punto de vista de expansión internacional y por áreas de actividad?

Queremos seguir con la senda de crecimiento en resultados que comenzamos hace ya una década. Lo que entendemos que van a impulsar los negocios del grupo son cuatro factores: Por un lado, la electrificación y la eficiencia energética, las energías renovables, la digitalización y la conectividad y la capacidad del grupo de prestación integral de servicios en entornos urbanos.

Además, el Grupo mantiene una posición de liderazgo en muchas de las actividades que entendemos que pueden ser motor de crecimiento y que van a concentrar una parte de las medidas de estímulos que están promoviendo especialmente la Unión Europea y Estados Unidos.

Todas estas cuestiones junto con nuestra amplia presencia internacional, no olvidemos que estamos presentes en más de 50 países. En base a todo ello afrontamos el 2022 con la esperanza de seguir con esa senda de crecimiento.

¿Cuál es su política de dividendos a futuro, teniendo en cuenta su trayectoria reciente de crecimiento medio del 5% anual?

La propuesta de dividendo y que se propondrá a su aprobación en la Junta General de Accionistas incluye la propuesta de un dividendo de 6,5% superior al pasado ejercicio. La política del Grupo en todos estos años ha sido mantener una estabilidad en esta magnitud durante estos últimos años, siempre han sido estos dividendos, se han acordado en efectivo.

De cara al futuro, la generación de caja y la evolución de resultados condicionarán los dividendos de los próximos años. En este aspecto, transmitir esa estabilidad que el grupo mantiene en esta magnitud.