En plena temporada de resultados empresariales, se mira de cerca de latinoamérica, una de las variables que más ha penalizado de las compañías. Sin embargo, a futuro, será algo que sumará. Jaume Puig, director general de GVC Gaesco Gestión visita el plató de la Bolsa de Madrid para hablar de las perspectivas del mercado españo. 
Muchas compañías tienen exposición a latan. ¿Le preocupa?
El Ibex lleva un atraso respecto ala bolsa europea. Hay varios factores: el primero, es la mayor dependencia de los países a las regiones de latinoamérica. Hay partes del mundo, como el Sudeste Asiático, que se están viendo más beneficios. Cierto es que a corto plazo esta exposición está lastrando pero creo que es muy a corto plazo porque al final las empresas del Ibex 35 seguirán teniendo esta exposición en regiones pero la contribución a largo plazo será positivo.

Creo que, de las empresas españolas en las que puede invertirse con esta exposición, son BBVA ,Santander, Mapfre, Prosegur…hay compañías con gran exposición a la región que aportará mucho más en el futuro que lo que se está recogiendo hoy. Una parte importante del descuento fundamental que tienen las compañías es por Latinoamérica.

Si miramos al Ibex 35 ¿hasta dónde puede subir?
Estamos en un momento en el que, si valoramos el Ibex35, por descuento de flujos y lo agregamos obtenemos que el valor fundamental del Ibex está en 13.100 puntos, con lo que queda recorrido. Es cierto que es crecimiento se manifestaba hace tiempo en la mayoría de empresas y hoy no es así: hay compañías que están a su precio pero hay otras que están baratas. Grandes, pequeñas y medianas. Hay compañías como CAF que están baratas, Miquel y Costas pero también Iberdrola, Gas Natural… con lo que coexisten empresa que habrán llegado a su valor con otras que todavía tienen recorrido.

La bolsa americana fue la primera que anticipó subidas y situó la cotización de las empresas a su correcto valor. Y aquí en Europa está ocurriendo lo mismo. Hace menos de dos años el ibex35 estaba en 7.000 y nuestro valor fundamental del Ibex está en 13.500 puntos. Hoy está en 13.100 puntos, con lo que no es tanto.

¿Nos ayuda el QE del  BCE?
Sí pero hay que matizar. Si se miran los QEs que han sucedido, han provocado que los múltiplos hayan subido. Si el QE tuviera un efecto nocivo, en el sentido de que pudiera hacer una sobrevaloración de las bolsas se podría pensar que sí. La burbuja que pudiera estar creando el QE me preocuparía de la renta fija pero en ningún caso de la renta variable, porque los beneficios están subiendo también.

¿Le preocupa Grecia?
Los griegos no quieren salir del euro. Todos los escenarios entran dentro de renegociación. El único sorprendente sería una salida del euro. En Grecia no quieren, en Europa no se quiere mayoritariamente, con lo que no es un evento..Es un tema manejable.

Los dividendos también son atractivos. ¿Alguna idea de recomendación?
Pagar dividendo es bueno porque disciplina a la empresa, es una cultura empresarial que piensa en el accionista. Ahora bien, para mí hay un límite. Comparamos el dividendo con el free cash flow yield – es decir, lo que reparte comparado con lo que podría repartir. Mientras las empresas, aunque repartan mucho, repartan menos de lo que podrían repartir en base a resultados, vamos bien. Ahora bien, hay que ir caso a caso pues hay empresas que abonan un dividendo alto pero hay otras que pagan más de lo sostenible a largo plazo.

¿Qué le parecen los movimientos Corporativos?
Este escenario que hemos vivido estos años donde una empresas cotiza a 80 pero vale 100 es un contexto propicio para operaciones corporativas. Son provechosas, en general suelen responder bastante al valor correcto de la empresa con lo que son operaciones buenas, ponen en valor a la empresa con lo que ayudan que el precio en bolsa se ajuste. Y además, están las recompras de acciones que están haciendo las empresas. Puedes hacerlo siempre y cuando tus acciones son más bajas de lo que vales. En el momento en que las cotizaciones estén a nivel, las compañías tendrán que hacer algo más difícil: hacer una fábrica nueva, lo que será bueno para la economía.