“ El éxito tiene muchos padres, el fracaso ninguno”, Kennedy
Parece que desde hace unos meses estemos metidos en un curso acelerado de cómo funciona la banca. Como si no lo conociéramos-.

Numerosos términos bancario-jurídicos están de actualidad y, al mismo tiempo, empieza a dominar la mala praxis de la banca la información económica diaria. Casos de corrupción y dejadez de sus directivos por doquier son el pan nuestro de cada día. Esta semana la estrella de la misma ha sido el informe de sendos peritos del BdE sobre la gran estafa en la salida a bolsa de BANKIA. Cerca de 400.000 españoles querían ser BANKEROS y resultaron estafados. Pero esto no es una novedad ¿dónde estaba la “prestigiosa” casta de inspectores del Banco de España que debían velar por la imagen fiel de sus balances y la praxis de la misma”. Parece que ahora están aflorando las responsabilidades de los verdaderos culpables que, por acción o por omisión de la situación de crisis que se sigue atravesando por las entidades financieras españolas, hasta ahora eran intocables; su palabra era ley y además infalibles. Únicamente había que decir “AMEN “ a sus dictámenes.

Pero la realidad era todo lo contrario: una tras otra han estado cayendo entidades financieras como fichas de domino y nunca se sabrá hasta dónde llegan las fechorías cometidas por la banca con los parabienes del organismo supervisor.

Ahora el caso Bankia les golpea en la cara por inoperancia del BdE en su labor fiscalizadora a tiempo. Ellos deberían haber supervisado las situaciones de escándalo de la banca española, ellos deberían haber puesto coto al saqueo de la banca vía comisiones con sus autorizaciones a sus clientes, ellos deberían haber hecho bien su trabajo y no haber confiando en las auditoras que se han mostrado ineficaces y faltas de escrúpulos por su voraz afán por facturar, ellos deberían haber puesto coto a los sucesivos saqueos vía preferentes y seguros que colocaban como rosquillas para engañar a los clientes, ellos deberían haber puesto firmes a la banca cuando se daban créditos a fondo perdido a empresas participadas por ellos mismos, o al cambio de cromos de unos con otros, ellos deberían haber puesto coto a los pelotazos y adquisiciones de la concentración bancaria con los créditos fiscales que hacían muy ventajosa la compra o adquisiciones de unos por otros pagando los ciudadanos, a coste cero, evidentemente, etc, etc.

¿Cómo es posible que ahora salgan noticias como que casi 4.000 millones de créditos a grandes empresas no tenían datos contables actualizados en Bankia? esto lo conocen bien las PYMES que deben de llevar sus datos actualizados al mismo año y aun así no hay crédito para ellos porque se lo llevan las grandes corporaciones que no tienen avalistas ni personas que se puedan arruinar si fracasa su negocio.

Se deben de achacar las responsabilidades de lo que ocurre y sigue ocurriendo a los que hasta hace poco tiempo eran los responsables de la supervisión en el santa sanctórum del BdE y se debe de empezar a perder el miedo a señalar a los verdaderos responsables de lo ocurrido y que han pagado hasta la fecha todos los españoles. De momento no ha ido nadie a la cárcel. Esperemos que este estado de cosas cambie y se haga justicia por todos los estafados de preferentes, suscriptores de acciones y demás estafas practicadas por la banca española.