Raphaël Chemla, director de High Yield y Deuda Financiera de Edmond de Rothschild AM, analiza la situación del mercado de renta fija y las oportunidades en el segmento de high yield. 

 ¿Cuál es el objetivo del fondo Millesima 2021?
El objetivo de Millesima 2021 es conseguir un rendimiento bruto del 5% con la asignación de activos a compañías europeas high yield, con menos volatilidad que el mercado, y evitar el problema de la duración modificada con un periodo de tenencia del bono en cartera de cinco años hasta diciembre de 2021.
 
¿Qué ventajas tiene comprar bonos high yield ahora y mantener hasta 2021?
Creo que hay una oportunidad en este mercado, pues ofrece un rendimiento atractivo para el riesgo que se asume. Las tasas de impago son bajas en Europa, en torno al 3%, y con un retorno del 5% entendemos que estamos obteniendo una buena rentabilidad-riesgo con este fondo y con este tipo de activos.
 
¿Qué riesgos ve en el high yield europeo?
El mayor riesgo para esta cartera es el riesgo de impago, así que tenemos que analizar en profundidad todas las compañías de la cartera y monitorizar de cerca los flujos de caja, el momentum, la estructura, para evitar el impago durante este periodo y para llevar estas compañías durante un ciclo económico y para evitar, por supuesto, el impago.
 
¿Cómo afecta al High Yield el programa de compra de deuda corporativa grado de inversión del BCE?
El programa del BCE es bueno para el crédito, en general. Muy bueno para el crédito con grado de inversión, por supuesto, porque Draghi en la última reunión del BCE decidió incluir bonos con grado de inversión, pero tendremos una especie de efecto cascada para el high yield europeo porque los diferenciales se ajustarán, primero en el segmento con grado de inversión y después en el campo de high yield, así que es algo bueno para el crédito y para los bonos high yield europeos.
 
¿Por qué considera que la deuda high yield europea es más atractiva que la americana?
Es una buena pregunta. Quizá no es más atractiva en términos de rendimiento,  dado que es posible encontrar mejores rendimientos en Estados Unidos que en Europa, pero creemos que en este momento, por una cuestión de ciclo, por una cuestión de volatilidad, por una cuestión de riesgo y por una cuestión de concentración de un sector que no nos gusta demasiado en este momento, el sector de la energía, preferimos los buenos datos de las compañías europeas que el elevado apalancamiento de las compañías que podemos encontrar en Estados Unidos, con un montón de nombres CCC y un 25% concentrado en el sector de la energía, muy volátil en este periodo.
 
¿Cuáles son los sectores más atractivos en el mercado europeo  de deuda high yield?
Depende del ciclo, del nombre, de la empresa en particular, preferimos centrarnos en la compañía que queremos incorporar en cartera, que en el sector. Sin embargo, en cuanto a sectores, hoy no nos gusta el sector de la energía, por todas las razones que he comentado anteriormente, pero nos gustan los sectores menos cíclicos.
 
¿Tienen alguna compañía española en cartera?
Tenemos por ejemplo dos compañías que elaboran componentes de automóviles en España, Gestamp y Antolín, compañías muy buenas con unos ingresos elevados. Antolín hizo una adquisición el año pasado y duplicó su tamaño para entrar en el mercado estadounidense. También tenemos una compañía llamada Campofrío, que todo el mundo conoce en España por el jamón, pero entendemos que ahora Campofrío está un poco cara en términos de rendimiento y es una oportunidad, pero no tanto como Antolín o Gestamp.