El viernes pasado cerró el S&P500 con un record en una semana en la que se conoció el anuncio de la vacuna del coronavirus. Algunas empresas subieron y otras como, por ejemplo, Zoom o Netflix, bajaron debido a esta noticia.

La semana pasada fue bastante turbulenta para las acciones que se recuperaron después de que se anunciara que Joe Biden ganara las elecciones. Una de las empresas que se vio con muchos beneficios fue Pfizer que anunció la efectividad de un 90% de su vacuna contra el covid y esto llevó a que sus acciones tuvieran un alza en la bolsa.

El hecho de que la gente esté en casa, ha hecho que se utilice los medios televisivos como Netflix, o las comunicaciones como Zoom, en un momento donde tuvieron un alza bastante significativa en la bolsa. Pero, en la medida en que se desarrolle la vacuna habrá más posibilidades de que la gente regrese a su trabaja y se reduzca el uso de estos medios de comunicación.

Disney fue una de las empresas que más se benefició en esta semana, teniendo 73 millones de nuevos suscriptores. Esto ha hecho que la empresa tenga grandes beneficios, tanto en la bolsa como en sus ingresos. Tenemos que tener en cuenta que, en la medida que los casos crezcan, los niños no van a ir al colegio, por lo que Disney puede subir sus acciones y sus ventas. Debemos tener en cuenta estas altas o bajas en los medios de comunicación, porque todo dependerá del funcionamiento de la vacuna y de que las personas regresen a sus puestos de trabajo.

Biden ha ganado las elecciones y parece que Trump sigue sin reconocerlo. Este nuevo presidente se enfrenta a muchas cosas, entre ellos una situación económica que no es la mejor debido a la crisis del covid. También van a cambiar las relaciones comerciales con China y Europa, ¿qué es lo que se vislumbra en estos cuatro años que tendrá por delante Joe Biden como presidente de Estados Unidos?

Estuve observado un análisis que hizo Bloomberg muy interesante. Los efectos que podría tener la economía bajo la administración del presidente Biden podrían ser en cuanto a las finanzas. Sería buena para Wall Street, siempre y cuando él y los legisladores aprueben rápidamente un proyecto de ley de estímulo masivo que impulse los mercados financieros. Se entiende que Biden se ha comprometido a rescindir esos recortes de impuestos de Trump y que habían apoyado mucho los bancos. A ello debemos agregar que Biden ha ofrecido asignar unos 10.000 millones de dólares a programas de capital de riesgo estatales y locales. Esto debería ayudar a impulsar las nuevas empresas y sus patrocinadores. Sin embargo, en términos fiscales esto puede ser contraproducente para los capitalistas de riesgo debido a que Biden ha prometido aumentar los impuestos corporativos y eliminar un tratamiento preferencial de las ganancias de capitales.

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.

En cuanto a China, ¿cree que va a continuar la guerra comercial que inició Trump o va a cambiar mucho la relación ahora con Biden? De hecho, China ya ha felicitado a Biden como próximo presidente.

Yo la veo con mucho positivismo pero cualquier cambio va a ser paulatino aunque creo que, abiertamente, el gobierno de Biden pueda anular todos los tratados de los nuevos aranceles. Si se hace sería de manera paulatina o se rebajaría a un punto medio conveniente para ambos países. Tengamos en cuenta que estos aranceles afectaron tremendamente a ambos países, tanto a las exportaciones de EEUU hacia países asiáticos y viceversa. Se tiene que analizar qué productos no afectarían a ninguno de los países porque se tiene que equiparar, tiene que haber una balanza de tal manera que haya un acuerdo beneficioso para ambos países.

¿Con Europa crees que se van a suavizar esas tensiones que había últimamente?

De la misma manera que se trabajaría con los gobiernos asiáticos, pienso que con Europa también. Este gobierno va a ser de unificación, donde se verá lo que sea más conveniente tanto para los consumidores como para la industria del país. De manera que la industria nacional no solo se vea protegida sino que también sea a la vez sea beneficioso para los consumidores, que no se eliminen fuentes de trabajo sino que a la vez se incentive el consumo. Eso va a depender del control de precios. Si no tenemos una inflación significativa, entonces se controlarán los precios de tal manera que los consumidores puedan seguir comprando e invirtiendo. Pero esto es una cadena, en el momento en que la gente pueda ir a trabajar y se pueda movilizar, esto va a crear consumo en todas las demás industrias.

Comentabas sobre la inflación, que la de octubre se ha mantenido sin cambios, que las solicitudes semanales de desempleo descendieron a un mínimo de 7 meses. Pero están aumentando muchos los casos, de hecho estamos en cifras récord con más de 14.000 contagiados al día en EE.UU. No sabemos si realmente Biden podrá hacer mucho sin saber qué es lo que va a pasar con la pandemia. ¿Cómo ves esto?

Él ya está llamando a un equipo de profesionales para trabajar en ello. Lamentablemente, el cierre de las puertas al ingreso de la casa blanca de parte de Trump, para que el nuevo presidente pueda tomar las riendas de lo que ya se está haciendo para la distribución de la vacuna y para ver lo que vendría después, ha ocasionado que el presidente electo Biden trabaje separadamente con este equipo que él ha nombrado y se maneje la distribución de la vacuna de manera que pueda alcanzar a todos los infectados. Por otro lado, se habla de que el desempleo ahora es de 6,9%, según el departamento de trabajo de EEUU. 

Haciendo un análisis muy claro, tenemos que la población de EEUU es de 331 millones de personas, de los cuales el 60% comprende la edad laboral entre los 18 y los 64 años, existe un 21,5% millones, según el departamento de trabajo. El índice de desempleo real es 9,24% no 6,9% como expresa el departamento de trabajo. Aquí hay que incluir a los que temporalmente se encuentran sin trabajo y aquellos que reciben una compensación por desempleo. Vemos que hay un desbalance y un desacuerdo entre lo que se publica y lo que se está viendo en este momento. Esto lo va a tener que manejar el presidente Biden de manera que se reactive la economía haciendo que la gente regrese a su trabajo. Para ello, el efecto de la vacuna tiene que ser favorable para que se reduzcan los casos diarios y que la gente tenga confianza de poder salir a su puesto de trabajo.

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí