Estamos estas semanas en el debate de la hucha de las pensiones y sobre todo sobre su futuro, ya que cada vez es más claro que el modelo actual no se sostiene y que el futuro si no hay grandes acuerdos y reformas no vamos a ir por muy buen camino.
 
El problema es que sin voluntad política de reformas , no es posible que el estado del bienestar en general ( aquí hablamos de Sanidad, educación…) sea sostenible en el futuro, los cambios tecnológicos, demográficos y estratégicos están dándose muy rápidamente y a los políticos les pilla fuera de juego todo esto. Siguen pensando que nuestra economía se podrá recuperar al mismo nivel de hace 10 años y con relativamente pocas reformas, nada más lejos de la realidad.
 
Históricamente España siempre ha tenido déficit público, tan solo en los años 2005, 2006 y 2007 el Estado logro cuadrar las cuentas e ingresar más de lo que gastábamos, pero la historia nos dice que nunca hemos logrado cuadrar cuentas, lo que ocurre es que los estados tienen más facilidad para endeudarse y refinanciar deudas que empresas y particulares.
 
deficit españa

Si sumamos a este déficit publico estructural la carga que supone el pagar las pensiones en los próximos años, el resultado es para echarse a temblar, cada vez menos nacimientos, menos gente trabajando y además menos salarios, por el contrario cada vez más jubilados y de una pensión más alta que las cotizaciones de los nuevos contratados.
 
Si tenemos en cuenta que el futuro viene con un gran cambio tecnológico, robótico y de economía colaborativa, no esperemos bajar los cuatro millones de parados en España, necesitamos hacer grandes reformas para adaptarnos a esta revolución que tenemos ya encima.
 
No ver esto,  es demencial y buscar soluciones “banales” y de poco calado “estructural” solo nos llevarán al desastre en los próximos años.
 
Para mí la gran reforma que tiene que hacer el estado para lograr salvar las pensiones, es atacar en su conjunto varías grandes reformas necesarias para el país y para el futuro de las pensiones. Vamos por partes:
 
  1. Lograr un acuerdo en el que se incentive la natalidad, necesitamos realmente que haya más personas trabajando para poder hacer sostenible el sistema, y sin grandes incentivos a tener niños, solo nos queda la inmigración ( que España la hace pero de poco valor añadido, en vez de importar talento que genere productividad). Este cambio no es baladí, ya que necesitamos garantizar que los futuros nacimientos  que podrán tener guarderías, colegios gratuitos, conciliación laboral….en definitiva que no será una carga económica ni profesional para sus padres.
 
  1. Lograr un acuerdo de educación, necesitamos que las nuevas generaciones vayan muy bien preparadas en nuevas tecnologías, robotica, nanotecnología….tanto en épocas tempranas cómo en Universidad, es necesario tener una gran masa de personas muy cualificadas para todos los cambios que se nos vienen encima.
 
  1. Incentivar el cambio del sistema productivo del país y poner una alfombra roja a la inversión extranjera en nuestro país.  El mundo está globalizado y la guerra es económica, o logramos atraer inversiones de valor añadido o se van a ir a otros países, es necesario no vivir exclusivamente del Turismo y Construcción, hay que exportar, hay que atraer turismo interior, exportar tecnología…tenemos todos los ingredientes para hacerlo, desde un clima magnifico , personal cualificado, régimen más o menos estable, tan solo necesitamos que se potencie esta atracción.
 
  1. Bajar los impuestos y el nivel de inversiones no productivas en nuestro país, según el propio BdE hay más de 7.000 millones de Euros en inversiones no productivas que se gastan en el país, eso no es sostenible, es puro clientelismo político lo que se está pagando con ese dinero y hay que ajustarlo y dejar más dinero en manos de los consumidores y las empresas. En el futuro cada vez se va a recaudar menos por la economía colaborativa , la robótica y nuevas tecnologías, por lo que tenemos que incentivar que vengan empresas y lo sean de valor añadido.
 
  1. Reforma del estado y de sus entes públicos. No tiene sentido que con todas las nuevas tecnologías y el desarrollo de las Comunidades Autónomas, sigamos teniendo entidades públicas que se solapan unas con otras, o que sigamos subvencionando televisiones locales o autonómicas entre otras muchísimas cosas. Literalmente hay que “quitar lastre” para cuadrar las cuentas publicas.
 
  1. Incrementar la recaudación, tanto atajando el mercado negro como haciendo que paguen una gran cantidad de contribuyentes que actualmente están exentos (fundaciones, ong, sindicatos, patronales…) de pagar impuestos, si hay actividad económica aunque sea sin ánimo de lucro, hay que pagar impuestos ya que muchas veces estos contribuyentes realizan programas que son competencia con empresas directamente, por ejemplo los cursos de formación. La eliminación del dinero físico y que todo se haga de forma digital, tal y cómo hará el próximo año Dinamarca lograría aflorar gran cantidad de movimientos en dinero negro.
 
  1. Incentivar el ahorro energético para ser un país que no dependa de fuentes de energía externas. Esto nos ahorraría muchísimo dinero , por ejemplo Alemania quiere tener en el 2040 el 100% de su energía de renovables y así ser independientes, también Noruega ( todo un exportador de petróleo) quiere en apenas 10 años ser independiente energéticamente. Seríamos un país muy competitivo con energía barata y encima mejoramos el medio ambiente.
 
  1. Reforma del sistema de pensiones. haciendo que cada trabajador y empresa aporten  una parte a un plan de pensiones individual, para que en el futuro tenga una compensación de su futura pensión.
 
  1. Incentivar el ahorro a largo plazo .Ya sea en bolsa, fondos de inversión…o compra de garajes para alquilar…necesitamos que las inversiones que hagan los futuros pensionistas tengan un tratamiento fiscal favorable para favorecerlas.
 
  1. Un incremento brutal en I+D+i y en prevención de la salud.  Solo las economías más competitivas sobrevivirán en los próximos años y para eso se necesita invertir en investigación, apoyada por las empresas, además si queremos tener un sistema sanitario sostenible tenemos que incentivar la prevención de enfermedades que consumen muchos recursos cómo son la diabetes o el  cáncer provocado por el tabaco por poner unos ejemplos…. Son enfermedades que pueden prevenirse y es muchísimo más barato invertir en  prevención antes que los costes que suponen su tratamiento.
 
Si queremos tener una visión a largo plazo del futuro de las pensiones, tenemos que trabajar al menos estas 10 reformas estructurales que nos permitan hacer sostenibles las pensiones y nuestro estado del bienestar.