Tras la publicación de las contrataciones del sector privado de Estados Unidos, que aumentaron en 807.000 en diciembre, muy por encima de lo previsto, según datos de ADP, ahora el foco está en el dato de empleo que se conocerá este viernes.

Y, mientras, el Banco Central Europeo y la Reserva Federal tienen que poner en marcha este 2022 sus planes de retirada de estímulos. Según apunta Alexis Ortega, desde Finagentes Gestión, hay un exceso de liquidez, provocada por los bancos centrales, que está también detrás de las presiones inflacionarias. 

En el mercado de bonos también vemos que las rentabilidades no paran de subir. Todo esto refleja la incertidumbre en la que están sumidos los mercados para afrontar el ejercicio recién empezado, en el que se va a terminar ese periodo de "ultraestímulos" puesto en marcha por los bancos centrales. 

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Volviendo al dato de empleo, el analista recuerda que ADP ha estado poco acertada en las últimas publicaciones, por lo que no podemos prever qué puede resultar el viernes cuando se conozca el dato oficial. 

Sobre cómo afectará todo este escenario al dólar, Alexis Ortega apunta que "si el dato confirma lo que ha publicado la ADP, tendríamos una recuperación del dólar, pero parece que está enclaustrado en la zona de 1,12 - 1,14 EUR/USD y parece que difícilmente podrá romper este rango, por lo menos en el corto plazo".

En el medio plazo, apunta el experto que "si el BCE no sigue a la Fed en la retirada de medidas, el euro quedará en una posición bastante débil" y podría romperse ese rango.