En las conversaciones del pasado miércoles en Bruselas entre los ministros de Finanzas de la eurozona, responsables del BCE y del Fondo Monetario Internacional, no se produjo ningún avance.

Grecia se está resistiendo a extender los términos de su programa de rescate actual, tal y como había prometido en su campaña anti-austeridad para llegar al gobierno. Mientras que los acreedores europeos, se resisten a la petición de Grecia para que les otorguen un préstamo puente que les daría tiempo para trabajar en los detalles de un nuevo programa.

El jueves, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo decidió echar un cable al país heleno elevando el límite de de financiación a los bancos griegos a través del programa ELA, un programa que ofrece liquidez de emergencia a los bancos de la eurozona. Los mercados entendieron que esta medida, es porque el BCE ve posibilidades de que se resuelva la disputa de la deuda griega.

La noticia impulsó al euro frente a la mayoría de divisas, en su cruce frente dólar estadounidense consiguió superar la resistencia situada en los 1,1360 dólares, un nivel técnico de precios que estaba frenado los avances del euro durante toda la semana. El siguiente nivel resistencia está en el entorno de los 1,15 dólares por euro, donde marcó los máximos de la semana pasada, y la resistencia a batir, para que mínimos y máximos empiecen a ser crecientes y el euro cambie su tendencia de corto plazo.

euro dolar