Amílcar Barrios, analista de fondos de Tressis SV, analiza las perspectivas del mercado para corto y medio plazo y cómo aprovechar las tendencias a través de fondos de inversión. 
 
Las últimas decisiones del BCE han defraudado al mercado. ¿Esta tendencia negativa continuará?, ¿marcará tendencia?
Lo que ha pasado es que bajar la tasa de depósitos y aumentar el tiempo del QE, ya estaban entre las variables que se barajaban. Sin embargo, la medida que más se daba por hecho, que era que aumentara las compras mensualmente, no se llevó a cabo. Esto es simplemente una muestra más de la política monetaria del BCE más cauta que la Fed. Creo que se guarda munición por si la inflación cae aún más. El BCE ha cumplido con su papel “más alemán”. No obstante, no creemos que sea un problema, pues la eurozona sigue creciendo. El problema es que la inflación sigue muy barata, aunque se esperan repuntes para el próximo año, más si sube el precio del petróleo.

¿Cómo aprovechar estas tendencias que ha creado?
En la divisa no vemos mucho valor, como mucho que baje a 1, pero no hay mucho que ganar con todo lo que se puede perder.

El mercado de renta fija, está tan tensionado, que en cualquier momento se puede perder.

En renta variable europea es donde seguimos viendo valor y estamos positivos, pese a lo que haya sucedido estos días con el BCE.

¿Cree que más adelante veremos más medidas por parte del BCE, pues en esta última reunión no hubo consenso entre todos los miembros para implementar más medidas?
La falta de consenso siempre vendrá por parte de Alemania, pero si la inflación general no aumenta, sí que veremos al BCE aumentando las compras mensuales. Tampoco debemo olvidar que Draghi ha logrado guiar a los mercados con tan sólo hablar.

¿Cuáles serán las grandes tendencias de inversión del próximo año?
En renta fija hay que buscar estrategias diferenciadoras que generen alpha, como los bonos flotantes americanos y plazos cortos o jugando con los distintos tramos de la curva.

En high yield, aunque parece que puede ser un buen activo, somos cautos con la liquidez, pues en los últimos dos años hemos visto grandes entradas de capital y, si hay un sell off, puede ser catastrófico.

En renta variable nos tenemos que fijar en Europa. No nos olvidamos de EEUU,k pero hay que ser selectos con los sectores y el timing.

En Asia hay que jugar con el sector consumo.

En Europa estamos jugando al ciclo interno, como en EEUU, donde también apostamos por los bancos.

¿Algún fondo para beneficiarnos de estas grandes tendencias?
En la parte de bonos flotantes, el PIMCO Income.
Para jugar la renta variable europea, nos gusta el Henderson Horizon Euroland y el Schroders Pan European Equities, fondos más pro ciclo.

En la parte de América, apostamos por el consumo interno y bancos, el Robeco US Large Cap.

Si la RV europea es su gran apuesta para 2016, ¿espera que la periferia se comporte mejor que los mercados centrales?, ¿el Ibex 35 va a seguir siendo el alumno atrasado por el peso de los bancos y la exposición a Latinoamérica?
Atendiendo a fundamentales, la periferia seguirá creciendo más que el núcleo de Europa, aunque en el caso concreto del Ibex 35, hasta que no sepamos el resultado de las elecciones generales y quién gobierne el país, España va a seguir penalizada. Además, hay que tener en cuenta la exposición a Latinoamérica. De hecho, los fondos de inversión españoles que han ido reduciendo exposición a valores nacionales con presencia en Latinoamérica, sobre todo en Brasil, registran una mejor performance que el propio índice Ibex 35.

¿A Japón le queda recorrido?
La política monetaria de Abe ha fracasado, no ha creado crecimiento, ni inflación. Ahora mismo no le vemos valor. Puede subir de repente si funcionan las medidas que están por tomar, pero es una bolsa que atrae mucha inversión especulativa y es muy volátil.

¿Cuáles son los riesgos que podrían afectar al mercado en 2016?
A pesar de las incertidumbres políticas (atentados, derribo del caza en Turquía…) todo ha sido obviadeo por el soporte de los bancos centrales. Esto no va a cambiar de la noche a la mañana. El mercado va a seguir dependiendo de lo que hagan los Bancos Centrales. Si la Fed sube tipos con mayor virulencia de lo esperado o el BCE fracasa en su intento de aumentar la inflación, tendremos riesgos. 2016 va a ser un año dominado por los Bancos Centrales de Europa, EEUU, China y Japón. Pero no manejamos un escenario base de recesión.

También habrá riesgos políticos por elecciones en varios países y riesgos geopolíticos, como Rusia.