Las dudas son las protagonistas en los mercados ya que “tal vez el rally ha durado más de lo esperado”. Así lo asegura Eduardo Antón, analista de fondos de Inversis Banco, quien recuerda que durante las sesiones anteriores se han puesto a prueba los soportes. El escenario de cara a finales de año será “poco movimiento y movimientos en los niveles en los que actualmente nos encontramos”.

El mercado se encuentra en la recta final de la publicación de los resultados empresariales, “cuentas que a nivel general han sido mejor de lo esperado a ambos lados del Atlántico”, explica Antón. Entre las compañías que esta semana han rendido cuentas al mercado se encuentra Telefónica, unas cifras de las que este experto destaca la división de su parte de negocio “apoyándose primero en el crecimiento en Latinoamérica, después en el mercado europeo y, por último, en el mercado español donde pesaban más las dudas”. Respecto a Repsol YPF, los resultados han estado penalizados por el bajo precio del crudo de los últimos meses. No obstante –continúa- “los resultados de cara al próximo año estarán basados en la evolución del consumo”. De cara a los próximos trimestres, el mejor comportamiento lo veremos en aquellas compañías que tengan su negocio más diversificado, sobre todo, en las economías emergentes”.

Desde el punto de vista macroeconómico, las perspectivas no son tan halagüeñas, así lo demuestra la caída del 0,35 del PIB español. “Un escenario negativo en nuestro país comparado con Estados Unidos”, apunta. Vemos que a nivel de España -continúa- “aún pesa mucho el desempleo”. No obstante, al otro lado del Atlántico las perspectivas son más positivas aunque, como destaca Antón, “existe un fenómeno contradictorio: en una sociedad consumista como la americana, la sociedad está optando por el ahorro, por lo que de cara a los próximos habrá que vigilar de cerca las cifras que se obtengan del consumo”.

En este escenario, el BCE ha anunciado que las inyecciones de liquidez no serán tan necesarias y poco a poco se irán retirando las medidas. Sin embargo, desde Inversis Banco, “estimamos que en 2010 se cierre con tipos de 1%, la FED comenzará antes a mover los tipos, que los suba un 0,75%, a finales de 2010”.

En lo que respecta al mercado de divisas, el dólar sigue su tendencia bajista y ya hay quien asegura que podría perder su condición de refugio. “Estamos viendo muchos comentarios, principalmente de bancos emergentes, que quieren cambiar sus reservas por una cesta multidivisas, apunta. Antón reconoce que se encuentran muy positivos en el dólar puesto que de cara a largo plazo vemos una divisa fuerte frente al euro”. Sin embargo, “cuando suban los tipos será más que favorable para el dólar”. De cara al perfil final más conservador, este experto asegura que “no hay que tratar de especular con el dólar, principalmente en el corto plazo”.

 


Estados Unidos será la primera economía en salir de la crisis pero ¿cuáles serán los sectores que podrán tener un mejor comportamiento? Eduardo Antón, analista de fondos de Inversis Banco apuesta porque el despegue llegue de la mano de las tecnológicas, “compañías que están menos endeudadas, tienen más liquidez y cuya demanda viene principalmente de las economías emergentes”. Este sector, sobre todo la parte de software, pueden verse muy beneficiadas, por ello apostaríamos por fondos en estos valores siempre y cuando se busquen compañías grandes y con gran penetración en el mercado”. Por otra parte, este experto señala el sector industrial ya que “con una mejora de la producción podrán mejorar su comportamiento”. No obstante hay un tercer sector -continúa- “el biotecnológico, en el que pueden empezar a escucharse rumores de fusiones y adquisiciones”.

Tras la tormenta llega la calma y la inversión en fondos está aumentando poco a poco. “Los inversores están viendo que los depósitos no están reportando rentabilidades tan atractivas por los tipos de interés tan bajos que hay y buscan asumir un poco más de arriesgo”, señala. Por ello, desde Inversis Banco recomiendan “fondos de retorno absoluto que realicen estrategias con instrumentos tanto en renta fija como en divisas y mantengan un control de riesgo bastante elevado”. Ejemplos de esto fondos: Julius Baer absolute return y el threadneedle target return.

En el caso de petróleo, “podríamos ver una mejor evolución en las compañías extractoras del crudo ya que las compañías no suelen reflejar el precio de la commodities”. “No hay que confundir el cree que uno está invertido en oro porque mi fondo lleva la palabra oro”, explica. Pero ¿a qué se debe el fuerte repunte del oro? Desde Inversis Banco consideran que se debe a tres principales factores: “en primer lugar a la demanda financiera: toda aquella demanda que hay en ETF de oro y que invierte directamente en lingotes, donde hemos visto flujos de entrada bastante grandes”. En segundo lugar, destaca que existen “muchos fondos de renta variable americana que tienen como primeras posiciones este ETF”. Por último -continúa- “vemos un cambio en los fundamentales, en un entorno con tipos de intereses tan bajos, el oro suele un instrumento de cobertura”.

Recomendaciones

Eduardo Antón considera que la mejor opción “sería posicionarse en los fondos respecto de los ETF ya que se está pagando una comisión de gestión a un gestor que aporte un valor añadido sobre los índices”. Para un perfil conservador, este experto afirma que “la cartera podría tener una posición en créditos, algo de renta variable o bonos convertibles”. No obstante, “para un perfil algo más arriesgado podemos jugar a través de fondos globales”, finaliza.