El patrimonio de los fondos de inversión aumentó más del 2% en febrero. Fueron los fondos de renta fija los que más suscripciones tuvieron.

Realmente partimos de la base que el inversor mayoritario en España es conservador, nos gusta movernos de poco en poco, por lo que es lógico que ante la escasez de rentabilidad es normal el giro hacia productos de renta fija que parece lo más seguro. Conviene asumir algo más de riesgo porque parece que estos productos no serán los que ofrezcan la máxima rentabilidad. Hay que saber buscar porque la renta fija es un producto complejo, que varía y hay que hacer más análisis del producto que se está comprando. Merece la pena asumir riesgo.

Si miramos los flujos de fondos a nivel mundial, estamos viendo un trasvase de la renta fija a la renta variable porque es más complejo ver opciones de inversión viables en la renta fija. Parece que los países desarrollados pueden dar grandes resultados, los flujos están girándose de parte de la renta variable sobre todo en Europa. El año pasado vimos flujos hacia Estados Unidos, donde parece que se está manteniendo el crecimiento pero este año hemos visto cómo se ha girado más hacia renta variable europea, que es donde hay más posibilidad de crecimiento. Lo que sí tenemos que evitar de momento son los emergentes.

Tenemos una solución intermedia en los fondos mixtos. El tipo de perfil puede ser cualquier inversor aunque el agresivo tendrá que tener menos cantidad de este tipo de fondos pues son fondos que no cogerían toda la subida de bolsa por su naturaleza. Una cartera tiene que estar prevenida hacia bandazos de mercado y con este tipo de fondos es una buena forma de hacerlo. En cuanto al inversor conservador, haría lo contario, teniendo gran parte de la cartera en este tipo de producto y la otra en un fondo más conservador. El Paretum Cartesio Equity, con un 70% en RV Europea estamos viendo unos resultados sorprendentes y esperamos que lo siga haciendo bien. El Paretum Cartesio Income tiene más porcentaje en renta fija por lo que en función del perfil, escogeríamos uno u otro.

Los convertibles es un bono con una opción a convertirse en acción con lo que tenemos ters patas: la del bono, la de la opción y la de la acción si finalmente convertimos. Tiene exposición a bolsa que se mide a través de la delta – sensibilidad del precio al subyacente (renta variable) – por lo que si nos movemos en deltas del 30-40% sí que podríamos decir que es un fondo más conservador porque tiene menos sensibilidad a los movimientos de bolsa. En el momento en que nos situemos en fondos con sensbilidad de más del 50%, será más arriesgado. Hay muchos por zona geográfica: ODDO Convertibles está centrado más en Europa y además Salar que tiene un Hedge Fund con formato UCIT que se está comportando bien a nivel global. Yo diría a los inversores que si quieren acceder a este mundo de los convertibles se haga a través de un fondo de inversión de este tipo.

Entre los fondos sectoriales, nos gusta el sector tecnología. El otro día hablábamos del Fidelity Global Technology, el Bankinter Nasdaq100 que replica el índice de tecnología y son fondos que nos gustan porque es una manera en la que podemos acercanos a sectores en los que tradicionalmente son inversiones más arriesgadas por la volatilidad. Además tenemos el sector consumo, Robeco Global Consumer Trends que en el último mes ha recuperado bien y en el que tenemos perspectivas porque el consumo puede ser un sector que nos puede aportar rentabilidad en la cartera en 2014. BBVA Financiero Europa es un sector que nos gusta y que después de pasar los test de estrés, presenta a un sector bancario que nos puede aportar valor a la cartera.