1- Entender el producto
Muchas veces en eventos, me preguntan directamente: “¿qué es un CFD?” Y ahí es cuando me doy cuenta de que, aunque cada vez son más utilizados para realizar estrategias de trading, los CFDs, para algunos, aún son vehículos desconocidos.  El concepto es sencillo: su nombre viene de las siglas en inglés: Contract for Difference; es decir: Contratos por Diferencia. Por “diferencias” de precios.

El CFD replica los movimientos en los precios de un activo subyacente. El inversor compra o vende un CFD, pero no el activo subyacente, es decir, no posee la propiedad física del mismo. Sin embargo, como el precio del CFD se moverá en la misma dirección, el inversor se beneficiará de esos movimientos en el precio, sin necesidad de ser poseedor del subyacente.  Esto significa que en activos como las materias primas, por ejemplo, no habrá entrega del barril de petróleo, o de los lingotes de oro. Simplemente si el inversor compra un CFD sobre el barril de Brent en 60 dólares y lo vende en 63 dólares se habrá beneficiado de ese movimiento de 3 dólares, pero nunca habrá sido dueño de un barril de Brent. Esto es una gran diferencia frente a los futuros, ya que en ellos sí existe fecha de entrega;

Una gran ventaja que tiene operar con CFDs es que además de poder abrir posiciones largas (compradoras) se pueden abrir posiciones cortas (vendedoras), y beneficiarnos de movimientos a la baja de los precios. Volviendo al ejemplo del crudo, el descenso experimentado en los precios desde Julio del año pasado hasta principios de este año, de en torno a un 60% podría haberse aprovechado vendiendo el CFD: la posición vendedora se abriría en Julio a 110 dólares y se cerraría en Enero en 49. El beneficio: 110-49 * número de CFDs que se hubiesen operado.

Existen CFDs sobre casi cualquier tipo de activo: CFDs sobre índices, sobre acciones, sobre divisas etc. Respecto a los CFDs sobre acciones encontraremos que no existen ciertos costes tradicionales cuando se opera a través de CFDs: canon de bolsa, custodia y depositaria.

Plataforma


En fin, pero lo importante es que nos permiten hacer trading desde una única plataforma. Es decir: desde una sola herramienta podemos acceder a miles de productos y ejecutar órdenes al segundo.  Esto se puede hacer sin necesidad de tener grandes sumas de dinero ya que el producto funciona con apalancamiento. Que es uno de los factores a tener en cuenta a la hora de hacer trading con CFDs:

2- Saber operar con apalancamiento:
Se dice que un producto opera con apalancamiento cuando no necesitamos depositar el 100% del nominal de la inversión, sino una pequeña parte. Esto es peligroso, ya que el beneficio o la pérdida que se obtenga se calcula en función del nominal (lo que se llama “exposición” en el mercado) no de la cantidad que se ha depositado para la operación (lo que se llama “garantía”). Por ello, las ganancias pueden superar (y con creces) al capital depositado, pero también las pérdidas pueden hacerlo. Es por ello que se dice que “se puede perder más dinero del depositado para la operación”.  A mayor apalancamiento: menor garantía depositaremos y mayor riesgo tendrá la operación. (A menor apalancamiento: mayor garantía depositaremos y menos riesgo tendrá la operación).

Es fundamental no realizar operaciones con nominales demasiado altos, solo por el hecho de no tener que depositar dicho nominal.  Esto es uno de los grandes errores de los traders inexpertos. Al final, si el mercado se mueve en nuestra contra y la posición resulta perdedora descapitalizaremos la cuenta.

El apalancamiento permite optimizar recursos. El capital que no está depositado en garantía se pude invertir en activos de menos riesgo; pero las operaciones de nuestro plan de trading no deberían tener una exposición que no nos podríamos permitir si se nos requiriese el 100% del capital.




3- Control del riesgo
Cualquier plan de trading (no solo el que se hace a través de CFDs) debe incorporar medidas de control de riesgo. Todo tiene que estar pensado al detalle. La ratio Rentabilidad/Riesgo debe compensar en cada trade: un trade el cual si es ganador el beneficio es 1 y si es perdedor la pérdida es más de 1 evidentemente no compensa. Cuanto mayor es el cociente Rentabilidad/Riesgo más seguro es el trade, y por tanto el plan de trading global: ya que si el resto de posiciones son perdedoras (que lo pueden ser) se podrían compensar con la ganadora.

Imaginemos por ejemplo una ratio Rentabilidad/Riesgo = 3. Es decir o gano 3 o pierdo 1. Si tenemos abiertas 10 posiciones, aun perdiendo en un 70% de ellas obtendríamos beneficio (ganancia neta: 9-7=2).  Es muy importante, por tanto, tener definido en cada trade el nivel de pérdida y de beneficio. Por lo que, por tanto debemos escoger una plataforma que nos ofrezca una amplia tipología de órdenes, en la cual el stop loss pueda ser dinámico (que se mueva a la vez que lo hace el precio) o estático, garantizado, que ofrezca take profit, tanto por puntos como por cantidad…Y que se pueda entrar en mercado a un precio determinado.

Si como herramienta para tomar decisiones utilizamos el análisis técnico éste nos indicará el nivel de entrada y de salida, tanto si la salida es con pérdidas (nivel de stop loss) como si la salida es con beneficio (nivel de take profit). Una vez que conocemos los niveles debemos calcular el tamaño de la posición, a través de un modelo de Money Management:

4- Money Management 
El Money Management o gestión del capital es la gestión operacional del riesgo. Es decir, una vez que sabemos nuestro nivel de Stop, procederemos a calcular el tamaño de la posición, para no descapitalizar la cuenta.  Hay que tener en cuenta el concepto de apalancamiento asimétrico: para un nivel de pérdidas determinado, la ganancia necesaria para recuperar esas pérdidas es superior a dicho nivel de pérdidas. Cuanto mayor haya sido la perdida, mayor debe ser la ganancia para recuperarnos. Esto se puede ver en la siguiente tabla.




Por ello, la estrategia de Money Management es fundamental. Existen dos tipos de estrategias de Money Management: las Martingala y las Anti-Martingala. La estrategia Martingala viene del mundo de las apuestas y consiste en apostar toda la perdida que se ha tenido en el suceso anterior. Así, en el momento que se obtenga beneficio se recuperaría todo lo perdido anteriormente.

El problema de la estrategia martingala es que se necesitaría dinero “infinito” para poder ir aumento el tamaño de la posición todas las veces necesarias. Como los sucesos son independientes (50% de posibilidades de ganar y 50% de perder) podría ocurrir que todas las “tiradas” (en trading todas las posiciones abiertas) fuesen perdedoras y, por tanto, arruinarnos.

Las estrategias Anti-Martingala suelen ir incrementando la posición si el suceso anterior ha sido ganador y disminuyéndolas si ha sido perdedor.  Y una estrategia básica es calcular para cada posición el tamaño, en función del nivel de riesgo (perdidas) que queramos asumir, independientemente de si el suceso anterior ha sido ganador o perdedor, es decir, el tamaño no aumenta ni disminuye, sino que el riesgo lo marca el mercado según el nivel de Stop.

5- Psicología y constancia
Podríamos escribir infinidad de palabras sobre la parte psicológica del trading. Está demostrado que el ser humano cambia su comportamiento/modifica sus decisiones según perciba mayor o menor probabilidad de éxito o fracaso.
Cuando se lleva a cabo un plan de trading debemos asumir dos cosas fundamentales:

1- Que muchas posiciones serán perdedoras y no por ello el neto total debe ser negativo; esto dependerá de la ratio Rentabilidad/Riesgo del paln global. Cuanto mayor sea, menor será la perdida global.
2- Que debo respetar los stop loss y salir del mercado en el nivel estipulado de antemano. Nunca se debe decir: “voy a esperar más”. Si el mercado nos ha sacado pues nos ha sacado.
Mantener la “cabeza fría” siempre es difícil. Pero es fundamental en nuestro plan. Nunca debemos dejarnos llevar por “rumores”, ni cambiar de estrategia sin motivo de peso, ni mover el stop, ni operar por “presentimientos”…

Un plan de trading es algo serio, y debe cumplirse siempre. Lo ideal, además, es anotar todas las operaciones en una hoja excell y el motivo

Lea también: Los mejores brokers para invertir en el mercado español