Cristina Llau y Tomás García Purriños, analistas de Morabanc AM, repasan la actualidad de los mercados. 

¿Qué impacto tendrá en los mercados la entrada en vigor del QE el próximo lunes?
“La novedad que anunció este jueves Mario Draghi es que este programa QE empezará el día 9 de marzo. Los efectos que provocará serán, sin duda, provocar un efecto alcista en las bolsas europeas y, además, ha subido el PIB de la Unión Europeo”.

¿Consideran que hay una burbuja en USA?
“No, está ajustado por PER y, por lo tanto, es una valoración justa. Una burbuja en Estados Unidos la veríamos a un PER 50 con lo que estamos tranquilos aquí”.

¿Ven una paridad en el euro/dólar?
“Es muy complicado pensar que vamos a pensar en la paridad, sobre todo, por las condiciones económicas. Un precio razonable estaría entorno al 1,20 para euro/dólar. Desde el punto de vista especulativo es posible que se alcance, pero no es un nivel apoyado por fundamentales.

Nosotros estamos muy cómodos en el nivel de 1,10/1,15 porque el QE tiene que afectar”.

¿Afectará un euro tan bajo a las compañías importadoras?
“En el caso de que fuéramos a niveles de paridad, sí sería negativo. Una moneda demasiado débil sería negativo. En el medio plazo, sin embargo, no es algo negativo.”

¿Manejan un rango de precios para el barril de petróleo?
“Para finales de año un precio justo para el Brent estaría entre 50 y 60 dólares. Es muy positivo para el consumo en Europa y para todos los países importadores netos de petróleo. Ahora bien, en el corto plazo no hemos visto el toque final. Es posible ver nuevos mínimos”.

¿Para cuándo esperan una subida de tipos en USA?
“Sin duda, va a ser este año. Barajamos la posibilidad de septiembre. Veremos los datos del empleo, más que el dato de desempleo, el tema de los costes laborales”.

¿Dónde quedan oportunidades en la renta fija?
“No me gusta cuando se dice que no queda valor porque sí hay lugares donde se pueden encontrar.

Por ejemplo, hacer un relativo entre el 10 y el 30 años estadounidense. Es la diferencia que hay entre ambos bonos. Es pensar que se va a comportar un activo mejor que otro.

Esperábamos que cayera la rentabilidad a 30 años y subiera la de 10 y vemos mucho valor en bonos periféricos frente al bono francés”.

¿Les empieza a gustar el sector inmobiliario?
“Estamos viendo una entrada de flujos muy importante. Pensar que vaya a ser lo que vuelva a tirar de la economía en España es un error, pero esto no hace más que corroborar nuestra visión positiva sobre la economía española”.

¿Qué sectores sobreponderáis e infraponderáis?
“En Estados Unidos tirarán de la bolsa el sector cíclico y tecnológico, y en Europa apostamos por el sector industrial y, sobre todo, las empresas con beneficios provenientes de Estados Unidos porque se beneficiarán de un dólar fuerte”.

¿Ven alguna estrategia clara para alguna materia prima?
“Hay valor más allá del oro y el petróleo. Enfocarse en las materias primas que están más de moda puede ser peligroso. Preferimos comprar plata frente a oro porque se comportará mejor. Generalmente así ha sido.

Dentro de metales preciosos con un poco de industrial, vemos el paladio frente al platino, que se comporta más parecido al oro”.