BBVA
“Mantiene su tendencia en la directriz del medio plazo, continúa siendo bajista, si bien, desde septiembre la zona de mínimos decrecientes se ha roto y, desde los 4,95-5 euros, tiene intención de recuperar parte de la caída que se ha producido durante los últimos meses. Es cierto que ha terminado el 2011 en negativo, pues ha sido un año malo para las financieras. No obstante, se está acercando a la directriz, por lo que estaría dándonos una señal de compra con la superación de la resistencia de 6,75 euros. Por debajo de 6,30-6,25 euros, habría que deshacer posiciones porque el recorrido a la baja ya no sería hasta los 6, si no hasta la directriz alcista de mínimos, en los 5,80 euros”.

SANTANDER
“Tiene una estructura distinta a BBVA pues, aunque también hizo su mínimo en septiembre, volvió a buscar apoyo en noviembre en el mismo nivel, lo que podría haber confirmado un doble suelo. Si respeta los 5-5,10 euros y supera la cresta por encima de 6,35 euros, podría tener cierto movimiento al alza y podríamos tomar posiciones. En el corto plazo, tiene el soporte en los 5,50 euros y, si se mantiene por encima de este nivel es posible que tengamos oportunidades para comprar. Pero, si no lo mantiene, podría tener un recorrido a la baja hasta los 5 euros, por lo que sería mejor mantenerse en liquidez por debajo de 5,50 euros”.