Tras perder el rango lateral que formaba durante los últimos doce meses, en 5,1 euros, zona que pasa a convertirse en importante resistencia de medio plazo, Santander ha experimentado un fuerte repunte de volatilidad.

La proyección bajista teórica del rango roto apunta a 4,35 euros, cerca de una zona de importante soporte intermedio entre 4,05-4,2 euros.

Se vislumbra así una zona de compra especulativa entre 4,05 y 4,35 euros. La sobreventa de Banco Santander es actualmente muy acusada, lo que sugiere que la zona comentada puede constituir un interesante punto de rebote técnico.

Pese a lo expuesto, de cara al medio plazo nos mantendríamos al margen del valor.

 

 

Recomendación: al margen en el medio plazo