Álvaro Blasco, director de ATL, analiza la actualidad de los mercados. 

¿Cómo valora el acuerdo entre Grecia y El Eurogrupo?
“Abre una ventana de unos meses en los que se va a poder negociar con tranquilidad. Es positivo que no se negocie angustiados por fechas. Esta era la fecha límite para llegar a un principio de acuerdo y, aunque parece que se recogen todos los puntos clave, muchos están expuestos de una forma bastante vaga.

Al final se ha llegado a un entendimiento en el que no hay ni vencedores ni vencidos. Cada uno puede argüir que se ha obtenido cierta victoria”.

¿Ven a Grecia fuera del euro?

“Hace ocho meses hubiéramos dicho tajantemente que no, pero ahora… Es una posibilidad que no debemos desdeñar. Hace unos días leíamos que la UE estaba preparando planes de contingencia ante una posible salida del euro, pero es que es algo normal.

Sigo pensando que es muy difícil, la eurozona no tiene ningún interés en que Grecia salga de la misma. Se han políticas muy duras durante estos últimos años que podrían llegar a resultar inútiles para la gente de la calle si ven que había otra salida alternativa…”.

¿Creen que sería buena idea comprar bancos ahora anticipándonos a una importante revalorización?
“Bancos en las carteras españolas hay en casi todas. Yo seguiría siendo prudente. Al final, los resultados que han presentado nos hacen serlo. Estamos muy pendientes de ver cómo sustituyen los ingresos que vinieron de operaciones de RF en una operativa normal de banco. Hay que seguir expectante”.

¿Los resultados explicarían el ‘gap’ a nivel de cotización que existe entre BBVA y Banco Santander?
“Banco Santander cotiza una cierta expectativa de ver cómo va a ir el rumbo de la entidad en los próximos años debido a la nueva directiva. Es posible que se vaya más hacia un banco de negocios. Hay mucha expectación de ver cómo evoluciona la entidad y ver cuál es el futuro estratégico de la misma.

Los inversores institucionales del Santander sencillamente están expectantes. Con el inversor particular pasa un poco lo mismo”.

¿Incorporaría teleoperadoras españolas ahora que presenta sus cuentas Telefónica?
“En el sector europeo la mayoría de las compañías lo han hecho bastante mejor que Telefónica. En principio, debería haberlo hecho mejor de lo que ha ocurrido. Está pendiente de ver cómo puede financiar la operación de Brasil y esto puede llevarla a una ampliación de capital.

Hay que esperar porque la operación de Brasil es de mucha envergadura y hay que ver cuál será esa cifra final”.

Los pequeños valores han tomado la delantera frente a títulos mucho más capitalizados como son los del Ibex 35. ¿Ven valor en ellos?
“El principal signo que tienen es que son muy locales. En ese sentido, en un país en el que vamos a crecer claramente por encima del 2%, esas compañías tienen mucho que decir. Están saneadas después de unos años difíciles”.

¿Alguna recomendación de compra?
“Dentro del sector financiero, Liberbank es una compañía que estamos recomendando desde hace tiempo para el accionista que quiera iniciarse.

El banco ha devuelto las ayudas recibidas de la Admón y está considerando dar un dividendo el año próximo”.