A pesar de que parece que se recupera la economía estadounidense, el Dow Jones ha retrocedido bastante en el mes de octubre ¿Crees que estamos viendo un cambio de rumbo en Wall Street? 

Carlos Gil. En principio no estamos asistiendo a un cambio de rumbo. Podría haberse iniciado pero no hay nada que nos indique que ha girado el mercado y la clave de esta semana son las elecciones que se celebrarán hoy en EEUU, que condicionará la evolución de las bolsas hasta final de año. La clave está en quién controla la presidencia, la cámara de representantes y el Senado. A partir de ahí habrá un escenario u otro. Si gana un partido con claridad lo más probable es que suban los mercado con fuerza, el problema estaría en que  la diferencia entre quién gana y quién pierde sea mínima y siembre la incertidumbre en los mercados. 

Si miramos la situación de los índices, el futuro del S&P 500 tuvo una corrección. Tendría dos máximos descendentes y mientras no pierda claramente los 3.200 puntos la tendencia sigue intacta. Lo mismo para el Nasdaq, cuyo nivel de control no se ha perdido, en los 10.677 puntos. 

En cambio en Europa sí se han perdido los niveles de  control y si se mira el gráfico comparativo del futuro DAX y el futuro del Eurostoxx 50 se aprecia que en primer lugar tenía nivel de control en 10.200 y 3.140 puntos, respectivamente, que los perdieron y se produjo la caída tan fuerte que hemos vivido días atrás.  Llegó al  nivel  de control importante en 11.590 – 3.046 puntos y allí empezaron el giro porque los mercados en EEEUU están empezando a descontar que ganará Biden y además nos encontramos que los 11.590 del DAX -3.046 del Eurostoxx 50 puntos  ha penetrado y roto el nivel de control. Se ha  producido una divergencia alcista que es lo que se está ajustando en este momento. 

Con los resultados que conocemos y con más del 80% delas compañías en EEUU habiendo publicado, ¿cuál es vuestra sensación acerca de esta temporada? 

Carlos Gil. La temporada de resultados está siendo mala en cuanto a los resultados en sí mismos pero está saliendo mucho mejor de lo esperado. En cuanto a beneficios por acción, la mayoría de compañías están publicando por encima de las estimaciones (67% de las compañías).  Materiales, healthcare o consumo discrecional son los sectores en los que más ha mejorado el beneficio mientras que energía ha sufrido mucho en beneficios pero se podría decir que las cifras en general están bastante bien. Y lo mismo se podría decir de los resultados de las compañías.   

Petróleo. Siguen los precios a la baja, ¿se puede plantear alguna estrategia?

Mónica Triana.  En la evolución de los precios del petróleo influyen tres factores: las elecciones, ya que si uno de los candidatos no gana por mayoría amplia el petróleo podría sufrir porque tienen políticas totalmente distintas;  además hay reducción de la demanda. en Europa la mayoría de países ha vuelto a imponer medidas de bloqueo porque están aumentando los contagios de Covid -19 y si siguen en aumento la demanda de combustible seguirá cayendo. Esto está amenazando con frenar la recuperación económica y están saliendo bien.  Realmente, la a presión bajista por la disminución de la demanda hará que los precios del petróleo puedan caer en algún momento pero la presión bajista del petróleo se está viendo “amortiguada” porque han crecido dos cosas que hasta ahora no habían ocurrido: han aumentado las exportaciones en jabón, en Asia la actividad en China ha aumentado de forma  importante, de hecho el máximo en una década ,que está haciendo que el petróleo quede equilibrado. Y además, la OPEP  + que tiene programada una reunión entre el 30 noviembre y el 1 diciembre podría retrasar el aumento de la producción se retrase. Al final la OPEP tendrá que buscar el equilibrio necesario para que si hay nuevos bloqueos no se produzca un desplome como los que hubo en la primavera pasada. 

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.

En cuanto a la situación, a día de hoy el índice de volatilidad del petróleo está subiendo por estos bloqueos, porque empieza a haber más petróleo del que se necesita y disminuye la demanda. Los niveles de volatilidad del petróleo son del orden de 30 y está en niveles de 70 aunque lejos de los 327 de la primavera. 

En gráfico diario del petróleo, de toda la caída que hubo cuando incluso se pagaba por llevarse  el petróleo de los almacenes produjo una caída tan importante y se paró cuando llegó a 61 dólares. Hoy el petróleo se coloca por encima del 50% de la caída previa y es  posible que, aunque tras las elecciones haya volatilidad y algún movimiento inesperado, en próximas jornadas se moverá entre 43-36 dólares. Más adelante, según quién gane, podría decantarse hacia una recuperación o hacia una caída de los precios. 

Además de los niveles del petróleo estamos muy pendientes de la subida que está experimentando el selectivo español.  ¿Se ha perdido la zona de control en línea con el resto de plazas europeas?¿Cuáles son los niveles de referencia que tenemos que tener en cuenta? 

Carlos Gil.  El Ibex tiene una situación diferente y bastante peor que Europa. Perforó el soporte de 6.420 puntos en días atrás y  ahora se está produciendo  un rebote que se justifica por las divergencias que tiene el índice frente al RSI y al estocástico, que son ambas alcistas,  y si profundizamos en sectores, el bancario, que es el que hace que el Ibex pueda salir adelante, también tuvieron una divergencia alcista que se está ejecutando en estos momentos.  
Santander está haciendo un giro y rompiendo al alza, BBVA también. La zona de 2,625 tenía que romperla  con claridad el BBVA y los de 1.802 el Santander. Si ambos rompen a la vez iría a 2.10 en Santander  y casi 3 euros en BBVA. Si la situación se complica, volveremos a ver los mínimos de marzo en 5.814 puntos e incluso podría perderlos. 

 ¿Qué ideas de trading veis en estos momentos? 

Mónica Triana.  Posibilidades de trading podemos plantear dos escenarios: en el  S&P 500,  donde vemos que a cierre de ayer los sectores que mejor se comportaron son el de tecnología, consumo discrecional y medios de comunicación. Dentro de esos sectores, a pesar de que el sector tecnológico puede sufrir si gana Biden porque está de acuerdo con los temas antimonopolio podría sufrir pero es un sector fuerte que además en la situación de la pandemia sí o sí seguirá potenciándose. 

Nos hemos centrado en estos tres sectores para buscar determinadas oportunidades. Apple es el valor por excelencia del sector tecnológico. Tenía tendencia alcista desde hace muchos años, hizo un mínimo en marzo con la pandemia, superó el máximo que hasta ese momento era máximo histórico y llegó a cotizar muy por encima. Luego retrocedió perforando el 38,2% de Fibonacci e hizo un mínimo el 21 de septiembre en 103,10 dólares desde el que inició un movimiento al alza acercándose al 38,2%. 

Al sector le puede influir el candidato que gane las elecciones pero en cualquier caso es un sector fuerte. Valores como Apple o Microsoft, esperando a que pasen las reacciones iniciales y veamos que la situación se estabiliza tras las elecciones, podremos encontrar niveles desde los que sumarnos a las tendencias alcistas. En el caso de Facebook y Alphabet, siguen siendo valores fuertes de un sector fuerte que además sigue siendo necesario en la pandemia. Facebook tiene nivel interesante en 241 dólares y un nivel en torno a 221,83 dólares. Amazon es un valor que seguirá potenciado por la pandemia y que puede encontrar puntos de apoyo y niveles para sumarse a la tendencia. 

En la bolsa española encontramos dos valores interesantes como son Iberdrola y Solaria. En ambos casos, las políticas de las compañías han dado un giro y están centradas en las energías renovables, que es uno de los requisitos impuestos por Europa para que lleguen las ayudas para luchar contra la pandemia. Iberdrola es la cercanía del 38,2% de retroceso junto con la media de 200 una zona que podría ser interesante y en Solaria sería ideal buscar retrocesos que nos permitan sumarnos a las tendencias, si es que se producen. 

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí