El buen tono regresa al Ibex 35 tras las abultadas caídas de las sesiones anteriores. Nuestro selectivo “está rozando los niveles donde puede haber una consolidación y una corrección”, asegura Ramón Morell, responsable de negocio de WorldSpreads. Y es que nos encontramos en una zona peligrosa, como explica este experto ya que, “cada vez que tocamos los 12.000 puntos volvemos a las caídas”. Por lo tanto la recomendación sería estar comprado pero con mucha precaución y aprovechar las caídas que creemos que va a haber al otro lado del Atlántico”.

En el mercado americano, el S&P tiene un nivel claro: “la zona de los 1.200 puntos que, si se consolidara podría subir algo más”. Sin embargo, desde WorldSpreads no creen que se consiga “dado que para las grandes casas financieras y grandes brokers ha terminado el año pues ya han hecho sus objetivos y se retiran del mercado”. Esto provoca -continúa- “que aumente la volatilidad y que se muevan mucho las acciones con poco dinero”.

Pero la actualidad de la semana pasa por la crisis de Dubai. Una situación que “no se contempla tan desastrosa a pesar de que el gobierno de Dubai ha declarado que no van a apoyar a Dubai World aunque sí consideran que serán capaces de reestructurar la deuda”, apunta. El problema mayor llega cuando esta burbuja esté controlada pero no lo están otras que puedan surgir.

Respecto a la situación de la banca estadounidense, no cuenta con tanta exposición a Dubai como la banca inglesa, no obstante, la mayoría de los expertos coinciden en señalar que los bancos no van a repuntar ya de cara a final de año por lo que la mejor opción es ponerse cortos. Así lo asegura Morell, quien señala como alternativa las acciones de Citibank o Bank of America para realizar la operación.

En el mercado de divisas, el euro sigue repuntando frente al billete verde, un activo en el que este analista se podría claramente corto. Desde WorldSpreads reconocen que plantean unas estrategias con el dólar que “permiten operaciones de entrada y salida a lo largo del día, dependiendo de la situación”. Pero el buen comportamiento llega también de la mano del mercado de las materias primas, en concreto del crudo que cotiza en el entorno de los 77 dólares/barril. Un activo para el que este analista fija un precio que ronde los 85 dólares el barril. La banda de 70-80 dólares -continúa- “era muy cómoda aunque es cierto que el repunte de estos días está relacionado con la crisis de Dubai”. “La estrategia vuelve a ser parecida al dólar y sería trabajando en intradía”, señala.

“El oro es una de las grandes escenas que estamos contemplando en estos días, el repunte es tan considerable que, como otros analistas, planteamos unos niveles de 1.300 dólares la onza”, apunta. Por ello, como reconoce Morell, “es una apuesta clara de compra”.

En esta ocasión, el responsable de negocio de WorldSpreads explica el funcionamiento de un activo como el aceite de Oliva, “un producto de menor importancia a nivel internacional”. Pero ¿cómo cotiza? El aceite de oliva cotiza en bolsas como la americana o en la inglesa. No obstante -continúa- “el producto físico se encuentra bastante castigado, en dos meses ha bajado un 15,6% el precio de producción del agricultor y está cerca de 2,1 el kilo, por debajo del umbral de rentabilidad de los agricultores”. Un problema al que habría que añadir la competencia de otros países productores y que lo hacen más barato como Marruecos. “Por lo tanto habrá una reconversión sería en este mercado”, señala.

Las recomendaciones de este experto pasan por tener en cuenta que “de aquí a final de año habrá momentos de turbulencias, es muy fácil que se mueva de un lado a otro pero esta vez el mercado no podrá contar con el subidón típico de final de año”. Una subida que sí se verá, como reconocen desde WorldSpreads en los tipos de interés. “Nosotros pensamos que va a haber una subida de tipos de interés a corto plazo y mucho antes de lo que han asegurado los bancos centrales”.